Diálogo 1b: ¿La ley de Dios prohíbe las transfusiones de sangre? —Parte II

 

ccjw-en-ad

(QEDN LECCIÓN 12: “Respetemos la vida y la sangre”)

bullets .:CONVERSACIONES CRISTIANAS CON TESTIGOS DE JEHOVÁ
Respuestas Bíblicas a Preguntas Que Hacen los Testigos de Jehová

(CONTINUACIÓN DEL DIÁLOGO ANTERIOR)

CINDY:   Karen, la semana pasada hablamos acerca de las transfusiones de sangre y cómo la ley de Dios nos manda a abstenernos de sangre. Hablamos acerca del hecho de que mientras “los testigos de Jehová no aceptan transfusiones de sangre completa ni de sus componentes básicos (glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas o plasma)” algunos “Testigos de Jehová aceptan inyecciones de una porción de la sangre, tal como la globulina, y la albúmina” hecha del plasma de la sangre.1.

KAREN:  Eso es correcto Cindy. La semana pasada, yo pregunté que si una fracción de sangre es todavía una sustancia de la sangre, ¿por qué aceptan estos los testigos de Jehová cuando la Biblia dice que nos abstengamos de sangre? Una persona no se está “absteniendo de sangre” si está tomando fracciones de la sangre, ¿o si? 

CINDY:   Bueno Karen, la sección “Preguntas de los lectores” de La Atalaya del 15 de junio del 2000 discute justo este tema. La Sociedad observa que “Algunos [testigos de Jehová]… rechazarán todo derivado sanguíneo (incluso las fracciones cuyo propósito es proporcionar inmunidad pasiva temporal al paciente). Así es como entienden el mandato de Dios de ‘abstenerse de sangre’…Debe respetarse su postura sincera y acorde con su conciencia.”  Después, la Sociedad afirmó que,  “Otros cristianos toman una decisión distinta…‘La sección “Preguntas de los lectores” de La Atalaya del 1 de junio de 1990 indicó que algunas proteínas del plasma (fracciones sanguíneas) de las mujeres embarazadas pasan de su sangre al sistema sanguíneo independiente del feto. Así…algunos cristianos tal vez lleguen a la conclusión de que como algunas fracciones sanguíneas pasan de una persona a otra en este medio natural, ellos pueden aceptar una fracción de sangre obtenida a partir del plasma sanguíneo o de los glóbulos.”2.

KAREN:  Cindy, ¿la Sociedad Watchtower está  razonando que el tomar pequeñas fracciones de componentes primarios no es una violación a la ley de Dios referente a la sangre, ya que las proteínas del plasma se mueven naturalmente del sistema sanguíneo de la madre al hijo? 

CINDY:   Si, así es Karen.  Pero así como la Sociedad observó en La Atalaya de junio de 1990, “La sangre de la madre no pasa al feto. Elementos formados (glóbulos) de la sangre de la madre no atraviesan la barrera placentaria para introducirse así en la sangre del feto.”3. Entonces, mientras los testigos de Jehová hacen notar que las fracciones de sangre “se mueven naturalmente” de la madre al niño, los componentes primarios de sangre, tales como los glóbulos rojos y blancos no lo hacen.  Por lo tanto, los testigos de Jehová rechazan fuertemente la “sangre entera, glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas, o plasma sanguíneo.”4.  

KAREN:  Cindy, ¿sabías que hay glóbulos blancos en la leche de ceno que una madre le da a su hijo?  El libro Breastfeeding—A Guide for the Medical Profession (Alimentación de ceno. Una guía práctica para la profesión médica) observa que  “Ambos linfocitos T- y B- [glóbulos blancos5.] están presentes en la leche humana y forman parte del sistema inmunológico en la leche humana.”6. Dado que los glóbulos blancos “se mueven naturalmente” de la madre al niño, ¿por qué la Sociedad Watchtower ve la transfusión de glóbulos blancos como una violación de la ley de Dios? Si los testigos de Jehová toman fracciones de plasma de la sangre porque estas “se mueven naturalmente” de una madre embarazada a su hijo, ¿por qué no toman también transfusiones de glóbulos blancos? 

CINDY:   Karen, esa es una buena pregunta. Realmente no sé por qué.

KAREN:  Como sabes Cindy, la Sociedad declaró en La Atalaya de junio de 1990 que  “Elementos formados (glóbulos) de la sangre de la madre no atraviesan la barrera placentaria para introducirse así en la sangre del feto.” Pero, ¿sabías que el libro A Pictorial Handbook of Anatomy and Physiology (Un manual pictórico de anatomía y psicología) menciona que “en las ultimas semanas del embarazo, pequeñas cantidades de glóbulos rojos del bebé se escapan a través de la placenta a la circulación de la madre”?7.

CINDY:   ¡Wow! No sabía eso.

KAREN:  Cindy, no solamente ocurre esta transferencia de glóbulos rojos del niño a la madre en las últimas semanas del embarazo, sino que los doctores Frank Oski y Lawrence Naiman también observan en su libro Hematologic Problems In the Newborn  (Problemas hematológicos en el recién nacido) que “La evidencia acumulada indica que los leucocitos [glóbulos blancos de sangre], las plaquetas, y los eritrocitos [glóbulos rojos de sangre] atraviesan la barrera de la placenta… los glóbulos rojos del feto se pueden demostrar en la circulación materna en aproximadamente el 50% de todos los embarazos.”8.

CINDY:   Eso es interesante,  Karen. Pero, ¿no están admitiendo estos doctores que esta transferencia de glóbulos rojos del niño a la madre solamente sucede en un 50% de los embarazos? Incluso la Sociedad admite que “si por alguna lesión se mezclaran la sangre materna y la fetal, podrían desarrollarse después problemas de salud.”9.  Ciertamente este no es el diseño de Dios, ¿o si?

KAREN:  Cindy, ya sea el diseño de Dios o no, yo no puedo juzgar. Pero hay algo que si cuestiono. Si el tener una transfusión de sangre va estrictamente en contra de la ley de Dios, ¿por qué permite Dios que esto ocurra en un 50 por ciento de los embarazos? ¿No crees que si la transferencia de sangre del sistema sanguíneo de una persona a otra es una seria violación de la ley de Dios, Él se aseguraría de que tal trasmisión no ocurriera en ninguno de los embarazos? Mientras puede ser cierto que esto sólo ocurrió en un 50 por ciento de los embarazos comentados por los doctores Oski and Naiman, esto no dice nada de lo que acontece durante la hora de dar a luz. El libro Conception to Birth— Epidemiology of Prenatal Development (De la concepción al nacimiento – la epidemiología del desarrollo prenatal) observa que es  “común” que “las células de sangre del feto obtengan acceso al sistema circulatorio materno… en el momento de dar a luz.”10.  Dado que la entrada de glóbulos de sangre rojos fetales en el sistema sanguíneo de la madre es común durante el embarazo y el alumbramiento, ¿por qué la Sociedad continúa manteniendo su postura de que una transfusión de sangre es una violación de la ley de Dios?

CINDY:   No estoy segura Karen.

KAREN:  Cindy, ¿recuerdas qué hablamos la semana pasada acerca del hecho de que una transfusión de sangre no es lo mismo que el comer sangre porque no es digerida cuando es transferida a las venas del cuerpo?

CINDY:   Si Karen, y también hablamos de cómo la Sociedad Watchtower admite que la sangre es un tejido del cuerpo y que una transfusión de sangre no es nada menos que un trasplante de tejido.11.

KAREN:  Así es Cindy. ¿Sabías que una de las maneras médicas por las cuales sabemos que la sangre transferida funciona como un trasplante de tejido y no como alimento para el cuerpo, es por el hecho de que los glóbulos de la sangre del feto han sido detectados en mujeres, varios años después de haber dado a luz? El libro Williams Obstetrics (Obstétrica de Williams) hace notar que “la incapacidad de la placenta de mantener absoluta integridad de la circulación del feto y de la madre está documentada por numerosos hallazgos del intercambio de glóbulos entre la madre y el feto en ambas direcciones…Leucocitos [glóbulos blancos de sangre] que llevan un cromosoma Y han sido identificados en mujeres hasta 5 años después de haber dado a luz a un hijo.”12.  ¿Puedes ver por qué la ley de Dios solamente condena el comer físicamente la sangre y no aplica al paso de sangre del sistema sanguíneo de una persona al otro?  De otra manera, ¿por qué permitiría Dios que ocurriera naturalmente durante el embarazo y el alumbramiento?

CINDY:   Karen, ese es un buen punto, pero no entiendo. Si Jehová quisiera que nosotros tomáramos sangre en nuestros cuerpos a través de una transfusión, ¿por qué entonces mandó a los cristianos en Hechos 15:29 a “continuar absteniéndose… de sangre”?  ¿Acaso no excluye eso cualquier forma de tomar sangre?

KAREN:  Cindy, miremos ese pasaje en su contexto. En Hechos 15, leemos acerca de la congregación en Antioquía en la cual algunos de los hermanos discutían si se les debía requerir a los cristianos gentiles que obedecieran la ley judía de la circuncisión para poder ser salvos. Se convocó un concilio en Jerusalén para discutir este tema y los versículos 28 y 29 revelan la decisión judicial que resultó. ¿Te gustaría leerla, Cindy?

CINDY:   Está bien. “Porque al espíritu santo y a nosotros mismos nos ha parecido bien no añadirles ninguna otra carga, salvo estas cosas necesarias: que sigan absteniéndose de cosas sacrificadas a ídolos, y de sangre, y de cosas estranguladas, y de fornicación. Si se guardan cuidadosamente de estas cosas, prosperarán. ¡Buena salud a ustedes!”13.

KAREN:  Cindy, junto con el mandamiento de abstenerse de sangre, este pasaje les dice a los cristianos que “sigan absteniéndose… de cosas estranguladas.”  ¿Cómo se abstiene uno de cosas que fueron estranguladas? ¿Acaso no se refiere esto al abstenerse en el sentido de no comer aquellas cosas que fueron estranguladas ya que no fueron desangradas apropiadamente? ¿Y qué acerca del otro mandamiento de “sigan absteniéndose de…cosas sacrificadas a los ídolos”?  ¿Acaso no se está refiriendo esto al abstenerse por medio de no comer algún alimento que fue sacrificado a los ídolos?

CINDY:   Bueno, supongo que tienes razón, Karen.

KAREN:  Entonces, ¿acaso no es lógico concluir por el contexto de Hechos 15, que este pasaje está hablando de “abstenerse” en el sentido de no comer sangre, y no se puede aplicar a la transfusión de sangre del sistema sanguíneo de una persona a otra?

CINDY:   Entiendo lo que quieres decir, Karen. Pero ¿son realmente seguras las transfusiones de sangre? En la revista ¡Despertad! del 22 de Octubre de 1990, la Sociedad observó que “las posibilidades de contraer el sida como consecuencia de una transfusión de sangre son de 1 por cada 28.000.… Y el sida no es ni mucho menos el único peligro que se deriva de las transfusiones de sangre…La hepatitis infecta a centenares de miles de personas y mata a muchos más receptores de transfusiones que el sida…”14.

KAREN:  Cindy, desde 1990 cuando la Sociedad sacó ese artículo, mucho adelanto se ha logrado en cuanto a la seguridad de las transfusiones de sangre. Mientras que el reporte en el artículo de la Sociedad de 1990 observó que la posibilidad de contraer SIDA a través de una transfusión de sangre era de 1 en 28.000, la edición de septiembre de 1999 de la revista Consumer Reports (Reportes del consumidor) menciona que la posibilidad ha declinado significativamente a 1 en un millón para el SIDA y 1 en cien mil para la hepatitis C. El reporte del consumidor de 1999 continuó diciendo que “…la posibilidad de infección de una transfusión de una unidad doble de sangre es sustancialmente menor que a la posibilidad de ser asesinado o de morir en un accidente automovilístico durante el año.” Luego pasaron a explicar que, “verdaderamente, para un paciente en un hospital, el gran riesgo que se corre aquí es el morir de una reacción adversa inesperada a algún medicamento… las transfusiones salvan a casi 10,000 vidas por día…”15.  Entonces Cindy, ¿cuál riesgo de muerte es mayor, muerte debido al rechazo de una transfusión de sangre o muerte debido a sangre mala?

COMENTARIOS:
Amigos, existe una gran diferencia entre la manera respetuosa en la cual la sangre es tratada como una sustancia sagrada para salvar la vida a través de una transfusión, y la manera errónea en que las religiones paganas de los tiempos bíblicos tomaban la sangre en un intento de adquirir fuerza y victoria. Mientras que la Biblia es bien clara en cuanto al evitar el uso digestivo de la sangre como alimento, en ninguna parte la Biblia condena el tratamiento médico de transfusión al llenar la fuente de sangre de un ser humano vivo. Así como los donantes ofrecen su sangre para restaurar la vida física, así Jesús ofreció su sangre para darnos vida eternamente. ¿Le gustaría recibir la redención que se ofrece en la sangre de Cristo?

bullets PROXIMO CAPITULO

===========

1. La Atalaya, 1 de junio de 1990, p. 30
2. La Atalaya, 15 de junio del 2000, pp. 30-31
3. La Atalaya, 1 de junio de 1990, p. 31
4. ¿ Cómo puede salvarle la sangre?, 1990, p. 14
5. Véase ¡Despertad! 8 de febrero del 2001, p. 14
6. Breastfeeding—A Guide for the Medical Profession, 4th Edition, by Ruth A. Lawrence (Mosby – Year Book, Inc, 1994), p. 154 (Traducido  del inglés)
7. A Pictorial Handbook of Anatomy and Physiology,) 1978, by James Brevan, p. 36 (Traducido del inglés)
8. Hematologic Problems In the Newborn, 3rd Edition, 1982, by Frank A. Oski M.D. and J. Lawrence Naiman M.D., p. 41
9. La Atalaya, 1 de junio de 1990, p. 31
10. Conception to Birth—Epidemiology of Prenatal Development, by Jennie Kline, Zena Stein, Mervyn Susser, (Oxford University Press, 1989), p. 98 (traducido del ingles)
11. Véase Los testigos de Jehová y la cuestión de la sangre, 1977, pp. 40-41; ¿Cómo puede salvarle la sangre?, p. 8; ¡Despertad!, 22 de agosto de 1999, p. 31
12.Williams Obstetrics, 19th Edition (Norwalk, CT: Appleton and Lange, 1993), p. 127 (Traducido del inglés)
13.Traducción del Nuevo Mundo
14. ¡Despertad! 22 de octubre de 1990, pp. 8-9
15. Consumer Reports, septiembre de 1999, pp. 61, 63 (traducción del inglés)

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Portugués, PortugalChecoInglés