¿Qué pasa si los testigos de Jehová están en lo cierto acerca del Armagedón?

heavenlysunset

.:TENGO TEMOR DE SER DESTRUIDO EN EL ARMAGEDÓN. —¿Qué tal si los testigos de Jehová si tienen razón después de todo?

“Aún soy un testigo de Jehová, pero tengo muchas dudas y preguntas con respecto a si la Organización Watchtower es realmente ‘La Verdad.’ Estoy tan confundido y siento que tan sólo me quiero alejar, pero lo que me mantiene aquí es el temor de que vendrá el Armagedón. ¡No quiero ser destruido! Deseo estar del lado de Jehová, pero me siento muy asustado. ¿Qué tal si los testigos de Jehová tienen razón acerca del Armagedón después de todo? Si abandono la organización, ¿seré destruido por Jehová PARA SIEMPRE? ¡No quiero morir! No sé que hacer… ¡Me siento tan atrapado!”

Anne MarieNUESTRA RESPUESTA:

Querido amigo,

Mi nombre es Anne Marie. ¡He leído tus preguntas y me identifico contigo! Comprendo tus temores. ¡De verdad! Durante la mayor parte de mi vida, yo también le tuve miedo a la venida del Armagedón, hasta que descubrí que los “cristianos” no tenían este temor.  Tampoco parecían tener la tensión y preocupación con respecto al futuro que yo tenía como testigo de Jehová.  Ellos poseían tanta “paz” y yo me preguntaba cómo es que la obtenían. Entonces descubrí POR QUÉ yo no tenía “paz” con respecto a mi futuro y por qué los cristianos no le temen al Armagedón. ¡Aprendí que EL ARMAGEDÓN NO TIENE NADA QUE VER CON NOSOTROS COMO CRISTIANOS!

La mayoría de los testigos de Jehová se consideran parte de la “gran multitud.” 1.  Pero, ¿sabes dónde la Biblia dice que estará la “gran multitud” cuando llegue el Armagedón? Según Revelación (Apocalipsis) 7:9, ¡estará en el cielo! ¡Sí! ¡Están de pie “delante del trono” en el Cielo! Revelación 7:15 dice que los miembros de la gran multitud se encuentran rindiendo “servicio sagrado día y noche en su templo.” ¿Cómo podrían servir a Jehová “día y noche en su templo” en el Cielo, 2. si la “gran multitud” de algún modo aún está sobre la tierra en este momento? 3.  No es incluso hasta Revelación 16:16 que el Armagedón es siquiera mencionado en la Biblia. ¡Por eso, la “gran multitud” ya estará en el cielo, de pie “delante del trono y delante del Cordero” cuando ocurra el Armagedón sobre la tierra!

¿Puedo compartir contigo lo que he aprendido de estos cristianos? ¿Puedo compartir contigo lo que me ha dado esperanza, paz, seguridad y un gozo que jamás había conocido? Espero que leas lo que tengo que decir, porque si yo hubiera sabido cuando era más joven lo que ahora sé acerca de Dios y el Armagedón, hubiera evitado muchos años de tensión, confusión, culpabilidad, preocupación y temor. Quiero decirle a todo testigo de Jehová que siente miedo, como yo lo sentí, por qué ahora ya no le temo al Armagedón; por qué ahora tengo un gran sentimiento de paz y felicidad que nunca antes había tenido; por qué me siento completamente segura en el amor de Dios, ¡sin importar dónde esté ni a qué religión u organización pueda o no pertenecer!

A continuación te comparto lo que me mostraron en mi propia Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras un cristiano muy amoroso. ¿Sabías que Jehová Dios realmente tiene un plan de salvación para toda la humanidad? Jesús dijo:

Vengan a mí, todos los que se afanan y están cargados, y yo los refrescaré. Tomen sobre sí mi yugo y aprendan de mí, porque soy de genio apacible y humilde de corazón, y hallarán refrigerio para sus almas. Porque mi yugo es suave y mi carga es ligera.”—Mateo 11; 28-30

“El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna.” —Juan 5:24

“Ustedes escudriñan las Escrituras, porque piensan que por medio de ellas tendrán la vida eterna… Y con todo, ustedes no quieren venir a mí para que tengan vida.” —Juan 5:39. 40

“Todo el que está de parte de la verdad escucha mi voz.” —Juan 18:37

“Continúa siguiéndome.” —Juan 21:19

“Y yo les doy vida eterna, y no serán destruidas nunca, y nadie las arrebatará de mi mano.” —Juan 10:28)

“Yo soy la luz del mundo. El que me sigue, de ninguna manera andará en oscuridad, sino que poseerá la luz de la vida.” —Juan 8:12

“…ustedes no creen, porque no son de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen.” —Juan 10:26-27

“…todo el que vive y ejerce fe en mí no morirá jamás. ¿Crees tú esto?” — Juan 11:26

“Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” —Juan 3:3

“Ustedes tienen que nacer otra vez.” —Juan 3:7

“Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para que juzgara al mundo, sino para que el mundo se salve por medio de él.” —Juan 3:17

“…todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.” —Juan 3:16

“…al que viene a mí de ninguna manera lo echaré.” —Juan 6:37

Y finalmente:

“Yo soy el camino y la verdad y la vida…”—Juan 14:6

Jesús fue muy claro. Él siempre dijo exactamente lo que quiso decir, y todo lo que necesitamos saber. En ningún lugar de las Escrituras relacionados con los seguidores de Jesús vemos algo que hable acerca de estar preocupados por sobrevivir al Armagedón. De hecho, con la excepción de la parte final del libro de Revelación (Apocalipsis), ¡la palabra “Armagedón” no se encuentra en ningún lugar de las Escrituras cristianas! Por lo tanto, ¡vemos inmediatamente que el Armagedón es algo que no tiene nada que ver con nosotros como el pueblo de Dios!

Si el Armagedón fuera algo de lo cual los cristianos debieran preocuparse, y si el unirse a alguna religión u organización especial fuera un requisito para ser “salvos,” ¿no crees que Jesús lo hubiera mencionado? ¡Pero echemos un vistazo a lo que Él SI dijo!

Claramente, en las pocas Escrituras citadas anteriormente, vemos que debemos “ir a Jesús” para tener salvación, porque él verdaderamente es “el camino” de salvación, según el arreglo de Dios. Además podemos ver que en ningún lugar de las Escrituras se encuentra algún límite con respecto al número de personas que pueden encontrar una salvación celestial a través de Cristo. Más bien, encontramos palabras tales como: “el que,” “aquel,” “cualquiera,” “todos,” “aquel quien,” “quien sea,” y “todo aquel.”

Además, en estas Escrituras vemos que el que viene a Cristo “TIENE vida eterna” (Juan 6:47). Incluso Jesús prometió que no rechazaría a NADIE que viniera a Él para obtener salvación (Juan 6:37). Él dijo que una vez que hemos venido a Él para tener salvación, una vez que voluntariamente le pertenecemos, ¡nadie podrá arrebatarnos de su mano, ni de la mano del Padre (Juan 10:27-29)! ¡De modo que jamás seremos destruidos, no por Jehová ni por Jesús, quienes prometieron guardarnos por siempre! Podemos consolarnos con la siguiente promesa:

“Porque estoy convencido de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni gobiernos, ni cosas aquí ahora, ni cosas por venir, ni poderes, ni altura, ni profundidad, ni ninguna otra creación podrá separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús nuestro Señor.”—Romanos 8:38-39

Las Escrituras son simples. Debemos “ir a Jesús” y “ejercitar fe en Jesús” para ser salvos, y cuando recibimos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, el Espíritu Santo de Dios y Jesús vienen a nuestro corazón y somos verdaderamente “nacidos de nuevo,” tal como Jesús prometió y dijo que necesitábamos ser. (Vea 1 Tesalonicenses 4:8; Colosenses 3:11; 1 Juan 3:24; Efesios 1:13-14.)

“Y este es el testimonio dado: que Dios nos dio vida eterna, y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo tiene esta vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene esta vida. Les escribo estas cosas para que sepan que tienen vida eterna, ustedes los que ponen su fe en el nombre del Hijo de Dios.”—1 Juan 5:11-13

Jesús murió para liberarnos de la esclavitud de la Ley Mosaica, y de tener que seguir cualquier “ley religiosa de hombres,” como muestra Juan 8:31-32, 36, donde Jesús dice,

“Si permanecen en mi palabra, verdaderamente son mis discípulos, y conocerán la verdad, y la verdad los libertará… Por eso, si el Hijo los liberta, serán realmente libres.”

Observe que primeramente debemos permanecer en la palabra de Jesús para “ser sus discípulos,” y LUEGO podremos “conocer la verdad,” y ENTONCES podremos “ser liberados.” Pero tú te preguntarás, “¿liberados de qué?” Bueno, liberados del temor, ¡para empezar! ¡2 Timoteo 1:7 dice que Dios, no nos ha dado “un espíritu de cobardía”! Pablo dice en Gálatas 5:1: “Para tal libertad Cristo nos libertó.”

La Watchtower nos pone bajo un “yugo de esclavitud,” diciéndonos que las Escrituras citadas acerca de tener salvación y seguridad de vida no se aplican a nosotros y que debemos obedecerles a ELLOS como el único “camino” para estar “bien” con Dios; que debemos creer y confiar en ELLOS como la única fuente de “verdad” pura, que debemos ser leales a ELLOS, y obedientes a ELLOS para poder tener cualquier esperanza de vida eterna, pero esta enseñanza NO concuerda con Jesús, ni tampoco con la Palabra de verdad, la Palabra de Dios (Juan 17:17).

El seguidor inocente de la Organización Watchtower vive con el temor constante de que podría perderlo todo debido a algún defecto humano o algún “fracaso,” e incluso perder la misma vida eterna al ser DESTRUIDO por Jehová en el Armagedón. Este temor de no ser hallado “digno” en el Armagedón y por lo tanto ser destruido por Jehová en “el día de su ira” es una amenaza constante a la verdadera paz que deberíamos tener en Cristo. Se nos enseñó que no éramos parte de la “elite” del “pequeño rebaño”, que supuestamente son los únicos que van al Cielo, ¡pero esa es otra mentira! Jesús dice claramente en Juan 10:16 que todas sus ovejas llegarán a ser “un solo rebaño,” y en Efesios 4:4 vemos que únicamente existe “una fe” y “una esperanza”— ¡una esperanza celestial!

El miedo al Armagedón no debería atemorizarnos más, como si fuésemos niños pequeños asustados por la oscuridad. No debemos tener miedo de ver lo que la Palabra de Dios nos dice. No debemos ser atemorizados por las “doctrinas de hombres” diseñadas para “engañarnos” y “esclavizarnos.” (Gálatas 1:6-9; 2:4, 5)

Las Escrituras que nos enseñaron a utilizar como testigos de Jehová, cuando predicábamos las “buenas nuevas” de la organización Watchtower con respecto al reestablecimiento del Reino de Dios, tienen más que ver con la nación de Israel y el pacto de Dios con el pueblo judío, que con las verdaderas “buenas nuevas” de Jesucristo. Además, necesitamos entender que Jesús no murió para “equilibrar” algunas “escalas de justicia” con el fin de que pudiéramos ser “liberados” para OBRAR por nuestra salvación, y luego ESPERAR que fuésemos hallados lo “suficientemente buenos” para ser “dignos” de que Jehová “se apiade de nosotros.” ¡Jesús no murió por eso (Gálatas 2:21)! Pedro se refirió a la vida que Jesús nos da como “la dádiva gratuita de Dios” en Hechos 8:20, ¡y más vale que no nos olvidemos del Eunuco que deseaba que Felipe le explicara quién era Jesús y de qué se trataba el plan de salvación; y una vez que había entendido, quiso ser bautizado de inmediato, yéndose “con gozo por su camino” (Hechos 8:26-39)! Ahora, ¿se hubiera ido el Eunuco “gozoso” por su camino si no se hubiera podido bautizar hasta que contestara aproximadamente 80 preguntas de corrección doctrinal y hubiera tenido que “ganar” su “esperanza” de salvación por medio de sus esfuerzos LEALES a una organización religiosa? ¡Las “buenas nuevas” de la Organización Watchtower insertadas en la historia del eunuco etíope no tienen sentido para nada! ¿Puedes ver por qué el Armagedón no es para que nosotros, siendo cristianos, le temamos? Ciertamente, ¡este sí es un hecho Bíblico!

PARA MAYOR INFORMACIÓN, VEA:

bullets ¿ESTARÁ LA “GRAN MUCHEDUMBRE” EN LA TIERRA CUANDO OCURRA EL ARMAGEDÓN?

===========

1. Todas las citas de las Escrituras han sido tomadas de la Biblia de los testigos de Jehová, La Traducción del Nuevo Mundo. Nota: Algunas traducciones de la Biblia utilizan el término “gran multitud” para referirse a la “gran muchedumbre” de Apocalipsis 7:9.
2. Vea Revelación (Apocalipsis) 11:19 y 14:17.
3. Nota: La Organización Watchtower ha sugerido numerosos argumentos en contra de una lectura sencilla de Apocalipsis 7:15 para tratar de conciliar sus creencias conflictivas acerca de la “gran multitud,” suponiendo que ésta se encuentra sirviendo en la tierra, en lugar de hacerlo en el Cielo. Aprende más al respecto leyendo el artículo: ¿ESTARÁ LA “GRAN MUCHEDUMBRE” EN LA TIERRA CUANDO OCURRA EL ARMAGEDÓN?.

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Portugués, PortugalChecoRusoInglés