El testimonio de LB

LB

.:LA HISTORIA DE LA SALIDA DE LB DE LA “SOCIEDAD” ANTI-VERDAD DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

La calidad de la vida de LB fue destruida por la religión de los testigos de Jehová bajo la cual nació y creció. Cuando era joven, los testigos de Jehová le dijeron que no llegaría a hacerse lo suficientemente adulto como para necesitar una educación superior con el objeto de tener una carrera “mundana,” ya que el Armagedón llegaría y con este el nuevo Paraíso en la tierra para el año 1975. LB se lamenta de haber sacrificado 30 años de su vida por causa de las falsas profecías de la Sociedad Watchtower. Gracias a Dios, él encontró la auténtica verdad al dejar al “dios” falso de la Watchtower y cambiarlo por el Dios verdadero.

Por cuanto he sido miembro de los testigos de Jehová por más de 30 años, les digo que mi calidad de vida fue destruida por esta secta que afirma ser inspirada por Dios. Como niño, nacido y criado como testigo de Jehová en los años 50, recuerdo a mis padres llevándome a las reuniones de tres a cuatro veces por semana. Durante estas reuniones, éramos supuestamente instruidos en la Biblia.  Sin embargo, lo que realmente nos enseñaban era lo que los testigos de Jehová querían que nosotros creyésemos — que éramos la única religión “verdadera” y cualquiera que no estuviese asociado con nosotros era del “mundo.” Fuimos instruidos para no celebrar los cumpleaños, la navidad, o cualquier otro feriado. Nos enseñaron que el mundo sería destruido “cualquier día” por una batalla de Dios llamada “Armagedón.” Nos enseñaron que todas las demás iglesias del mundo estaban bajo la influencia de Satanás y que sus seguidores pronto serían destruidos en Armagedón.

Muchas veces de niño tenía pesadillas acerca de esta terrible destrucción. Nos enseñaron que únicamente los testigos de Jehová sobrevivirían a esta batalla y que sólo los absolutamente mejores de entre estos Testigos (aquellos que pasaran la mayor cantidad de horas en “tiempo de servicio” predicando a otros) vivirían. Nos enseñaban ilustraciones de gente muriendo de manera horrible en terremotos, y fuego que llovía desde el cielo, matando a las personas sólo por no ser testigos de Jehová.

Los testigos de Jehová enseñan que ellos son los únicos que sobrevivirán el Armagedón para vivir en una tierra paradisíaca y que sólo unos cuantos miembros de élite irán al cielo (limitado a 144.000 personas). Ellos enfatizan que sólo aquellos que se llaman a sí mismos “testigos de Jehová” serán salvos, sin embargo la Biblia dice exactamente lo opuesto en Hechos 4:12, que dice al hablar de Jesucristo:

“De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos.” 1.

Jamás cristiano alguno registrado en la Biblia se ha llamado a sí mismo “testigo de Jehová.” En lugar de esto, todos han de ser “testigos” de Jesucristo (Hechos 1:8). Este es sólo un pequeño ejemplo de las muchas doctrinas que nos han enseñado en las reuniones del Salón del Reino de los testigos de Jehová que fueron diseñadas para desviarnos sutilmente, haciéndonos seguir sus doctrinas distorsionadas y su control mental, en lugar de seguir las enseñanzas puras y sencillas de la Biblia..

Como ejemplo de cómo esto arruinó la calidad de mi vida, necesito señalar que desde la infancia, nos enseñaron que nunca necesitaríamos seguir ninguna carrera o  CUALQUIER  forma de educación superior 2. porque el fin del mundo estaba por llegar. Nos dijeron que nunca envejeceríamos ni moriríamos porque esperábamos sobrevivir en el nuevo Paraíso en la tierra donde viviríamos para siempre. Cuando tenía once años de edad, recuerdo a mi padre diciéndome que ni siquiera tendría edad suficiente para conducir un automóvil porque el Armagedón llegaría antes que yo tuviese dieciséis. Y muchas veces de niño me sentí avergonzado cuando recibía regalos de navidad y de cumpleaños, y nunca me fue permitido responder recíprocamente.

Para ser un testigo de Jehová fiel, se enfatizaba que únicamente debíamos asistir a las reuniones de los testigos de Jehová, y salir a predicar al servicio de campo (llamando a las puertas para tratar de convertir a las personas). Cualquier miembro que tuviera cualquier otro interés era visto con desdén y despreciado por “no poner al Reino en primer lugar.” Yo seguía ciegamente el consejo de la Sociedad Watchtower como un miembro activo de los testigos de Jehová que creía que ellos eran inspirados por Dios. Durante mi adolescencia, nos dijeron que el Armagedón estaba a la vuelta de la esquina y que culminaría cerca del año 1975. (Haz clic AQUÍ para obtener documentación de las publicaciones de la Watchtower con respecto a la falsa profecía de 1975.)

Todos los Testigos creían todo lo que la “Sociedad Watchtower” les decía. Ellos no han de cuestionar jamás nada de lo que la “Sociedad” diga, porque se les ha dicho que la información de la Sociedad viene directamente de Dios mismo. Por lo tanto, cuestionar a la “Sociedad” es visto como cuestionar a Dios, ¡si no algo peor que cuestionar a Dios! Aquellos que critican a la Sociedad son llamados “apóstatas,” además de ser excomulgados y rechazados por todos los testigos de Jehová. Esto es realmente malo, porque con frecuencia muchos, si no todos, los miembros de la familia son testigos de Jehová. Si eres rechazado por haber sido excomulgado o por haberte desasociado formalmente, ni siquiera tus propios familiares pueden tener una asociación cercana contigo o también serán separados, por así decirlo.

Los testigos de Jehová son instruidos a dedicar todo su tiempo en la actividad de predicar si es que quieren sobrevivir a la destrucción de Armagedón. Desafortunadamente, yo también creía esto con todo mi corazón y renuncié a siquiera pensar en la posibilidad de tener una carrera con este sistema de cosas. Como testigo de Jehová, se me exigía asistir a cinco reuniones por semana en el Salón del Reino local, además de salir en el servicio de campo. Incluso renuncié a mi empleo de medio tiempo donde trabajaba después de la escuela para poder predicar en las tardes. Esta predicación no hubiera sido un mal sacrificio para mí excepto por el hecho de que más tarde descubrí que lo que estaba predicando, realmente no era de Dios.

Cuando terminé la secundaria, dediqué mi tiempo a las reuniones y al servicio de campo en lugar de aprender un oficio o carrera que me hubiera podido ayudar a ganarme la vida decentemente. El profesor de arte de mi escuela me informó que yo tenía el talento suficiente para lograr una beca en arte. Sin embargo, ni siquiera consideré esta posibilidad porque me habían dicho que el fin llegaría en el año 1975. Yo también les decía a otros que el mundo iba a terminar pronto y que sólo aquellos que se hicieran testigos de Jehová sobrevivirían. ¡Cómo lamentaría después haber hecho esto! No obstante, seguí a esta secta, creyendo que estaba enseñando de manera exacta la Palabra de Dios, al seguir sus doctrinas.

Muchas veces los ancianos proclamaron que el tiempo del fin era en 1975. Algunos de estos ancianos incluso predijeron ciertos meses en que el fin podría ocurrir. Por supuesto, ¡TODOS ellos niegan ahora haber dicho esto alguna vez! Sin embargo, muchos de los testigos de Jehová anteriores a 1975 estaban tan convencidos por la Sociedad de que el fin estaba llegando, que vendieron sus casas, sus posesiones, y hasta donaron tierras y otras cosas a la Sociedad. Incluso la Sociedad comenzó a publicar millones de panfletos que utilizábamos como tácticas intimidatorias al distribuirlos puerta a puerta diciéndoles a las personas que pronto morirían de una manera horrible en la batalla de Dios del Armagedón si no se hacían testigos de Jehová.

Diligentemente, la Sociedad ha tratado desde entonces, con mucho esfuerzo, de “barrer bajo la alfombra” todo esto como si nunca hubiera siquiera mencionado la fecha de 1975. Sin embargo, ya que yo era un miembro activo de esta secta en ese entonces, puedo testificar el hecho de que ellos no sólo afirmaron esta fecha de manera verbal, sino que mucha de su literatura proclamó esta fecha para el fin. Un ejemplo es el libro titulado, Verdad que Lleva a la Vida Eterna. Nosotros sólo lo llamábamos “Libro de la Verdad”. Me parece irónico que este libro fuera llamado el “Libro de la Verdad” cuando el tema principal es nada menos que una mentira elaborada. Este libro afirma que Jesús vino en 1914 y que la generación de seres humanos que vivían en 1914 vería el fin del mundo. 3. Bueno, desgraciadamente ya hemos visto por lo menos dos generaciones desde esa época y las profecías de la Sociedad siguen sin cumplirse.

Además, ¡ahora sé que la Biblia de hecho dice que cuando Jesús venga, todo ojo le verá (Revelación/Apocalipsis 1:7)! ¡Nadie le vio en 1914! Claro que sólo un selecto y reducido número de testigos de Jehová que vivían en 1914 afirmaron haberlo visto cuando vino en 1914, pero que su presencia fue invisible, por supuesto. ¡Qué conveniente para ellos! ¡Cómo los testigos de Jehová de hoy en día son todavía capaces de convencer a los nuevos conversos de esto, está más allá de toda creencia!

Ahora, para el tiempo en que escribo esto, estoy mucho mayor y acercándome a los 60 años de edad, y me doy cuenta de que casi no hay día en el que no me lamente de no estar utilizando los talentos que Dios me dio, para ser capaz de proveer algo mejor a aquellos a quienes amo. Creo firmemente que mi vida y las vidas de muchos otros testigos de Jehová fueron afectadas de manera adversa debido a los continuos artículos publicados en la literatura de la Watchtower que condenaban la educación superior y las carreras universitarias. En vez de utilizar mis talentos y escoger una carrera de la cual pudiera vivir y ser feliz, trabajé en trabajos sin futuro, viendo como los demás me superaban simplemente porque ellos tenían títulos, lo cual fui amonestado de nunca seguir ni obtener.

Mis sueños en la vida eran muchos, como ser miembro de la guardia costera, un artista reconocido, un oceanógrafo, o incluso un piloto de avión. Desafortunadamente, todos estos sueños requerían una mayor educación y entrenamiento para tener estas carreras “mundanas” que yo, como testigo de Jehová fui fuertemente desanimado a seguir. Es por eso que puedo afirmar que mi calidad de vida fue destruida por esta religión. No sólo para mí, sino también fue la ruina de otros miles quienes, al igual que yo, renunciaron a sus sueños, e inspiraciones en la vida para seguir el consejo de unos cuantos viejos necios que se llamaban a sí mismos “Cuerpo Gobernante” o “Sociedad Watchtower.” Torciendo las Escrituras de la Biblia para conformarlas astutamente a sus propias doctrinas.

¿Qué me ha ayudado a encontrar la auténtica verdad? Tendría que decir que por mi investigación y oración, he llegado a darme cuenta de que la verdad no ha de encontrarse en doctrinas de hombres o iglesias. Lo que creo es que existe un Creador de todas las cosas. Creo que la tierra aún está en las manos del Maligno y como Jesús lo afirmara cuando dijo, “Mi reino no es de este mundo” (Juan 18:36). He leído muchas publicaciones desde que dejé la Sociedad de los testigos de Jehová. Algunos de mis favoritos son los libros de auto-ayuda por el Dr. Wayne Dyer. Aún cuando es un hombre con una inteligencia extrema, expresa una fuerte creencia en Dios como la fuente de toda vida. Sus libros están escritos de una manera hermosa e inspiradora. Creo que el Dr. Dyer ha encontrado una paz interior que sólo puede provenir de conocer y creer en Dios como fuente y provisión de todas las cosas.

Aún cuando no he recibido un grado o título en bellas artes, aún pinto en ocasiones y tengo una pintura con la que estoy particularmente encariñado, y se llama, “No por Casualidad.” La pintura también está listada en un sitio Web llamado (www.fineartamerica.com/spradling). La pintura ilustra mi creencia en un Creador de todas las cosas. Al igual que con muchos ex-testigos de Jehová, tengo muchas interrogantes acerca de por qué Dios no hace las cosas más claras, etc. Si embargo, aún creo en Dios. ¡Sólo que no es el dios falso de la Watchtower!

En cuanto a asistir a iglesias, he asistido a muchas iglesias diferentes después de haber dejado la secta de los testigos de Jehová, y he encontrado que no son malvadas y satánicas como se les dice a los testigos de Jehová. Recientemente me mude a Florida y he encontrado una muy buena iglesia cerca de mi casa. El pastor enseña y utiliza la Biblia como su auténtica guía y disfruto de los sermones. Muchas iglesias han tenido malas historias, tales como las cruzadas y el forzar la aceptación de su ética supuestamente cristiana. Sin embargo, sé que si incluso la mitad del mundo y de las iglesias afirmaran ser cristianos, lo que realmente hace de uno un auténtico cristiano no es la iglesia a la que vayas, sino cómo vives tu vida, amando a Dios, amando a tu prójimo como a ti mismo, y aceptando a Jesús como tu verdadero Salvador, como dijo Jesús que esto es el cumplimiento de todos los mandamientos (Marcos 12:28-31; Romanos 10:9).

===========

1. Todas las citas de las Escrituras han sido tomadas de la Nueva Versión Internacional.
2. Aún cuando la Sociedad Watchtower todavía desanima a los testigos de Jehová de seguir una carrera universitaria de 4 años, ellos ahora les permiten complementar su instrucción con programas de educación en el hogar, carreras cortas de 2 años y cursos universitarios de medio tiempo.
3. Vea La Verdad que Lleva a la Vida Eterna, 1968, pp. 94-95

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Inglés