QUIENES SOMOS – Ex-testigos de Jehová para Jehová

Who We Are

.:UNA CARTA DE UNO DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ – “¿Quién es usted?”

Yo soy uno de los testigos de Jehová. Cuando leí algunos de sus declaraciones en el sitio de internet, me molestó el pensar que realmente existen personas como ustedes en el mundo quienes hablan mal de nosotros. La organización de Jehová es la Verdad y algunos de ustedes saben esto en lo más profundo de sus corazones. Pero si esta es su elección, yo estoy seguro que nunca será la mía. Yo siempre adoraré y amaré a Jehová. Nunca le daría la espalda a Él e irme. ¿Creen ustedes que son la religión verdadera? ¿Cómo pueden creer que están en la verdad si no van de puerta en puerta predicando el Reino? ¿Son ustedes simplemente un grupo de ‘apóstatas’ que abandonó la Watchtower porque no quieren adherirse a los principios bíblicos? ¿Festejan ustedes días festivos paganos? ¿Creen ustedes en la guerra y en la Trinidad?”

.:NUESTRA RESPUESTA

Querido amigo testigo de Jehová,

Queremos darle las gracias por haberse tomado el tiempo para escribirnos y expresar sus preocupaciones en cuanto a nuestro sitio de Internet. Admiramos que usted ame a Jehová de la manera en que lo hace y que nunca lo dejará.  Es esta clase de devoción a ÉL la que es TAN importante cuando uno busca la Verdad, y nos parece admirable que usted tiene un deseo tan grande de buscar y servir a Él.

Nosotros también tenemos la plena convicción de ser leales a Jehová y a su hijo Jesucristo. Y es por esta misma razón que estamos haciendo esto. Esto es porque Jehová Dios es un Dios de verdad. La verdad no le teme a un examen. Si una organización no se puede mantener firme durante un examen, esta no es la verdad sino que una falsificación, y la lealtad a una falsificación es deslealtad a Jehová Dios.

ExJW Meetup¿QUÉ DECISIÓN TOMARON LOS DISCÍPULOS DE JESÚS?

Recordamos a los discípulos en la época de Jesús y cómo los fariseos los presionaban a regresar a lo que en esa época era la “organización de Jehová” (también conocido como el arreglo “sacerdotal” judío). Los discípulos se enfrentaron con la opción ya sea de continuar su relación con una organización que se había vuelto corrupta o de abandonar esta “vía” que Jehová estuvo utilizando para poder reconocer el nuevo arreglo en su hijo Jesucristo. ¿Iban ellos a permanecer leales a una organización mundana o iban a ser leales a Jehová Dios e ir a donde su “nueva luz” los estaba guiando? En lugar de seguir la organización mundana que Dios estableció por medio de Moisés en años anteriores, los discípulos de Jesús colocaron su lealtad completamente en las manos de Jehová Dios y adoptaron su nuevo arreglo celestial por medio de Jesucristo, ¡la VERDADERA “Verdad”!

Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.”—Juan 14:6

Es más, la pregunta con la que se enfrentaron los discípulos en la época de Jesús no es muy distinta a la pregunta que nosotros enfrentamos hoy en día. Cuando consideramos el hecho de que la organización Watchtower es culpable de haber violado la palabra de Dios (la Biblia) de las siguientes maneras, uno se tiene que preguntar: “¿cómo puede calificar verdaderamente esta organización para ser el representante de Dios en la tierra?”

1. LA DISTORSIÓN DE LA PALABRA DE DIOS: (Proverbios 30: 6): La Watchtower declara que los traductores de su versión Traducción del Mundo Nuevo permanecieron en el anonimato, pero cuando las investigaciones sacaron a la luz quiénes eran ellos, se descubrió que la mayoría de sus traductores pertenecían al cuerpo gobernante de la Watchtower y que todos ellos carecían de la educación necesaria para producir una traducción precisa. Especialistas en el lenguaje griego han encontrado constantemente que esa es una traducción parcial que distorsiona versículos al adaptarlos a la doctrina de la Watchtower y al agregarle, a la Palabra de Dios, la palabra “Jehová” en las Escrituras Griegas Cristianas contra todos los Manuscritos Griegos Cristianos. ¿Estaría Jehová detrás de una organización que “agrega” y “elimina” de su Palabra? (Haga clic aquí para mayor información.)

2. LA MENTIRA EN SU LITERATURA: (Tito 1:2): La Watchtower niega haber publicado la biografía de Russell, porque ellos no querían que la gente supiera que los primeros testigos de Jehová lo “adoraban”. Ellos encubrieron su historia con excusas al citar libros que tienen relación con el “mundo espiritual” de satanás, y mintieron sobre las enseñanzas verdaderas de los primeros padres de la iglesia con el propósito de apoyar sus creencias de que la doctrina de la Trinidad se derivaba del paganismo. ¿Estaría Jehová, quien es el Dios de la “verdad”, detrás de una organización deshonesta? (Haga clic aquí para mayor información.)

3. VIOLACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DE NEUTRALIDAD: (Juan 18:36): Mientras declaraba que las Naciones Unidas representaban a la “bestia escarlata” de Apocalipsis 17, la Watchtower se asoció con las Naciones Unidas por diez años. También declara que fue “neutral” durante la Segunda Guerra Mundial, pero en su carta a Hitler en 1933, admitió ante él haber apoyado los “principios” de su régimen. ¿Es esto verdadera neutralidad o compromiso? (Haga clic aquí para mayor información.)

4. PROFECÍAS FALSAS: (Deuteronomio 18: 20-22): Mientras que la Watchtower proclamaba ser el “Profeta de Dios” y hablaba “en el nombre de Jehová”, ésta anunció fechas falsas sobre el final del mundo e incluso declaró que la presencia de Cristo había comenzado en 1874. Esta proclamación falsa de la presencia de Cristo es precisamente la advertencia que Jesús dio a sus seguidores acerca de “falsos profetas”, los cuales proclamarían esto en los ¡últimos días! (ver Mateo 24:11, 23-24). ¿Por qué señalaría Jehová a un grupo para que lo representara, el cual estaba haciendo justo lo que Jesús advirtió sobre lo que harían los “falsos profetas” en los últimos días? (Haga clic aquí para mayor información.)

5. ACCIONES CULPABLES DE SANGRE: (Jeremías 22:17): La Watchtower ha malinterpretado la ley de Dios sobre la sangre. Esta mal interpretación de la Palabra de Dios ha llevado a muertes incontables de niños inocentes. Testigos de Jehová han muerto, no sólo por el rechazo actual de la sociedad Watchtower sobre transfusiones de sangre, sino por su rechazo inicial sobre preparaciones hemofiliácticas, vacunas y transplantes de órganos, ¡lo cual todo eso es aceptado ahora no como una violación a la ley de Dios sobre la sangre! ¿Murieron en vano las personas que perecieron con la mala aplicación de la Watchtower acerca de la ley de Dios sobre la sangre? (Haga clic aquí para mayor información.)

Después de haber examinado la evidencia que condena la organización Watchtower de haber reprobado la prueba de ser la “vía” de comunicación de Dios con la humanidad, ahora nos enfocaremos a sus preguntas en cuanto a lo que creemos con respecto a “la verdad”.

¿QUIÉN ES LA VERDAD?

Usted preguntó si creemos que somos “la religión verdadera”. Como respuesta, nosotros no creemos que seamos “la religión verdadera”, pero sí creemos que estamos “en la Verdad”. Esto es porque no creemos que la “verdad” es una religión, sino que una Persona: ¡el mismo Jesucristo!

En Juan 14:6, Jesús proclama “Yo soy…la verdad”, y en su oración al Padre, Él dice: “Santifícalos por medio de la verdad; tu palabra es la verdad” (Juan 17:17, Traducción del Nuevo Mundo – TNM). ¿Quién es la “Palabra” viviente que es “Verdad”? Juan 1:14 nos dice: “…la Palabra vino a ser carne y residió entre nosotros, y tuvimos una vista de su gloria, gloria como la que pertenece a un hijo unigénito de parte de un padre” (Juan 1:14, TNM). No tan sólo miramos a Jesús siendo identificado en la Escritura como “la Verdad”, sino que también Él proclama en Juan 5:39-40 que ¡toda la Escritura fue escrita para “dar testimonio” de Él!

El apóstol Pedro no dijo “a qué” iremos. ¡No! Él dijo, “Señor, ¿a quién nos iremos? [Jesús] tienes dichos de vida eterna” (Juan 6:68 TNM). Él reconoce que con la venida de Cristo, el arreglo de Dios cambió de operar a través de una organización (el sistema judío), a obrar directamente a través de su Hijo Jesucristo (Hebreos 1:1-2) y los consejos de su Espíritu Santo (Juan 16:13). Ya no necesitamos una organización sacerdotal para llevarnos a Jehová Dios, ahora tenemos acceso directo por medio de Jesucristo como nuestro único “Sumo Sacerdote” y “Mediador” entre nosotros y Dios (Hebreos 7:25-26; 2 Timoteo 2:5).

¿LA WATCHTOWER GUÍA A LAS PERSONAS A “LA VERDAD”?

En lugar de guiar a las personas a “la Verdad”, la Watchtower se coloca en el lugar de Cristo al proclamar: “Jesucristo, no es el Mediador entre Jehová Dios y toda la humanidad. Es el Mediador entre su Padre celestial, Jehová Dios, y la nación del Israel espiritual, que está limitada a solamente 144.000 miembros.”  (Seguridad mundial bajo el “Príncipe de Paz”, 1986, p.10) En vez de animar a los testigos de Jehová a ir sólo a Jesús para obtener “la Verdad” y la “vida eterna” (Juan 10:28; 14:6), la Watchtower proclama que su organización es “la Verdad” y le dice a los testigos de Jehová que uno debe “venir a” ella “para recibir la salvación”. (La Atalaya, 1 de julio 1982, p.21). La Watchtower afirma que “no hay otro lugar adonde ir para conseguir el favor divino y vida eterna” (La Atalaya, 15 de noviembre 1992, p. 21), pero nada puede ser más lejos de la verdad.

La Watchtower no nada más excluye a los testigos de Jehová de la vida eterna al evitar que ellos vayan a Jesús como su “mediador”, sino también los acorta de la aprobación de Jehová cuando les dice a los testigos de Jehová que el “nuevo pacto” no se aplica a ellos y que no se les permite ser “adoptados” a la familia espiritual de Dios (La Atalaya, de febrero 1998, pp.19-20). Romanos 8:8-9 proclama que a menos que uno tenga el Espíritu de Dios, el cual uno recibe sólo a través de la “adopción” (Romanos 8:14-16), uno no puede “agradar a Dios”, y tampoco “es de Cristo”. Por lo tanto, ¡la enseñanza de la Watchtower deja a cada testigo de Jehová sin ninguna esperanza de obtener el favor divino o la vida eterna!

¿DIOS SIEMPRE GUÍA A TRAVÉS DE UNA ORGANIZACIÓN?

Un rasgo común de las religiones falsas es de colocarse a si mismos como el “mediador” entre sus seguidores y Dios. Ya sea que estemos hablando de los mormones con su profeta Joseph Smith y profetas subsequentes, el islam con su profeta Mohammed, la nueva era con sus gurús y guías de espíritus, o los testigos de Jehová con su tan llamada organización “esclavo fiel y discreto”, la táctica de satanás siempre es la misma: Convencer a las personas que ellos no pueden recibir comunicación directamente con Dios y que requieren mirar a los líderes humanos para obtener consejo y apoyo espiritual. Pero la Biblia dice: “Y en cuanto a ustedes, la unción que recibieron de él permanece en ustedes, y no necesitan que nadie les esté enseñando; antes bien, como la unción de él les está enseñando acerca de todas las cosas, y es verdad y no es mentira, y así como les ha enseñado, permanezcan en unión con él” (1 Juan 2:27, TNM). No necesitamos una organización que nos “enseñe” la verdad espiritual, pues tenemos a Cristo y la “unción” de su Espíritu para guiarnos. Así como los cristianos del primer siglo, el Espíritu Santo de Dios es el que nos “guiará” en “toda la verdad” (Juan 16:13).

En contra de las declaraciones de la organización Watchtower, cuando miramos la Escritura, observamos que no existió ningún “cuerpo gobernante” en Jerusalén para guiar a los seguidores de Jesús del primer siglo. Las congregaciones e individuos eran guiados directamente por medio del consejo del Espíritu Santo, así como lo demuestran los siguientes pasajes de la Escritura:

  • En Hechos 13:2-4, observamos al Espíritu Santo mandando a la congregación de Antioquía a enviar a Saulo (Pablo) y Bernabé en su primer viaje misionero sin ninguna aprobación de un “cuerpo gobernante” en Jerusalén.
  • Cuando regresaron de su viaje misionero en Hechos 14:26-28, ellos no se reportaron a un “cuerpo gobernante” en Jerusalén, sino que en lugar de eso, se reportaron a la congregación en Antioquía, la cual los había enviado.
  • De la misma manera, en Hechos 18:22, observamos a Pablo y Silas regresando del segundo viaje misionero de Pablo, no al “cuerpo gobernante” en Jersualén, sino a la congregación en Antioquía. En Hechos 18:23 Pablo volvió a salir en su tercer viaje misionero de esta misma congregación. Si existió un “cuerpo gobernante” en Jerusalén, ¿dónde estaba su liderazgo en todo esto?
  • ¿Quién comisionó a Felipe en Hechos 8:5 a predicar en la ciudad de Samaria? No fue hasta el versículo 14, que los “apóstoles que estaban en Jerusalén se enteraron de que los samaritanos habían aceptado la palabra de Dios”. En Hechos 8:26, 29 y 40, leemos que el Espíritu Santo es el que mandó a Felipe a los territorios en los cuales él predicó.
  • ¿Quién evitó que Pablo y Silas predicaran en Asia en Hechos 16:6-7? ¿Fue un “cuerpo gobernante” en Jerusalén o fue el “Espíritu de Jesús”?

Tal como se puede observar de los pasajes anteriores, fue el Espíritu de Cristo (el Espíritu Santo) quien ordenó el trabajo de predicación de los cristianos del primer siglo, pero ¿qué hay de los pasajes a los que recurre la Watchtower para apoyar sus opiniones de un “cuerpo gobernante” en Jerusalén? En Hechos 15, Pablo y Bernabé fueron con los apóstoles y ancianos en Jerusalén para resolver un altercado relacionado a la circuncisión de los cristianos no judíos, y en Hechos 16:4, Pablo y Silas dieron los “acuerdos” que los apóstoles y los ancianos en Jerusalén habían determinado. ¿Comprueba esto que existió un “cuerpo gobernante” en Jerusalén? No, no lo comprueba.

Si observamos cuidadosamente en Hechos 15:1-2, vemos que el altercado surgió cuando hombres del área de Jerusalén (i.e., Judea) habían llegado con la congregación en Antioquía y proclamaron que estos creyentes debían ser circuncidados de acuerdo a la costumbre judía. ¿Es de extrañarse que ellos fueran a Jerusalén para resolver el altercado que había sido causado por hombres de esa área? En Hechos 16, estos “acuerdos” que Pablo y Silas estaban dando tenían que ver con la decisión que se había acordado con respecto a la circunsición. No existe ninguna indicación que estos “acuerdos” implicaban cualquier otro asunto. Por lo tanto, vemos que no existe ningún fundamento para la declaración de que se necesita de una “organización” para guiar al pueblo de Dios hoy en día.

¿QUIÉN ES ENTONCES EL “ESCLAVO FIEL Y DISCRETO”?

En Mateo 24:45-51, Jesús describe a dos tipos de esclavos (o siervos) que fueron puestos a cargo de las posesiones de su señor mientras que éste estaba fuera. Al regresar su señor, a un siervo se le encontró ser “fiel” y fue recompensado al ser nombrado sobre “todos” los bienes de su señor. El otro siervo demostró ser infiel en sus deberes y cuando su señor regresó, fue echado con los hipócritas. El punto de la parábola de Jesús es que todos nosotros debemos esforzarnos para ser “fieles” a nuestro Señor para que cuando nuestro Rey Jesús venga por su pueblo, nos encuentre “fieles” y nos recompense con más autoridad y responsabilidad. Nada en este pasaje indica que el “esclavo” fiel se refiere proféticamente a una organización que sería “nombrada” sobre los bienes de Jehová. Por el contrario, así como cualquier individuo puede formar parte del grupo del “esclavo” malvado al serle infiel a Dios, así también cualquiera puede formar parte del grupo del “esclavo” fiel al ser fiel en sus labores dadas por el Espíritu Santo.

Efectivamente, nosotros ponemos nuestras almas en gran peligro si encomendamos nuestro destino eterno en las manos de líderes humanos para obtener la seguridad espiritual. La Biblia dice: “¡Maldito el hombre que confía en el hombre! ¡Maldito el que se apoya en su propia fuerza y…!” (Jeremías 17:5). El único al que debemos mirar para obtener la vida eterna y Verdad espiritual es Jesucristo. Él declara, “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie llega al Padre sino por mí.” (Juan 14:6).

¿SOMO “APÓSTATAS” LOS CUALES SE OPONEN A LAS ENSEÑANZAS BÍBLICAS?

Ahora nos gustaría tratar su preocupación acerca de que nosotros seamos “apóstatas” porque “no queremos adherirnos a las enseñanzas bíblicas”. Su acusación está equivocada. De lo contrario, es a causa de nuestra lealtad a Jehová Dios y sus enseñanzas bíblicas que no podemos apoyar a una organización que representa erróneamente a Jehová y su Verdad. Para obtener una lista de las doctrinas de la Watchtower que son incompatibles con las Escrituras, le animamos a que lea nuestra serie titulada Conversaciones cristianas con testigos de Jehová – Respuestas bíblicas a las preguntas que hacen los testigos de Jehováy nuestra tabla de referencia titulada “La doctrina de la Watchtower expuesta” (www.4testigos.org), pero por ahora, trataremos las inquietudes específicas que usted mencionó.

LA PREDICACIÓN DEL REINO DE PUERTA EN PUERTA:

Usted preguntó como podíamos nosotros estar en la Verdad si no vamos de “puerta en puerta predicando el Reino”. Nuestra respuesta sería que en ninguna parte de las Escrituras se menciona específicamente la predicación de “puerta en puerta”. Los pocos versículos que la Watchtower indica para sus actividades de “puerta en puerta” (Hechos 2:46; 5:42 y 20:20), mencionan como los creyentes se reunían públicamente en el templo y en privado de “casa en casa” para compartir de alimento y enseñanza. Esto no es nada distinto a los estudios de libros de los testigos de Jehová que suceden entre semana los cuales comunmente se llevan acabo en varios hogares privados de los testigos de Jehová. Solo porque las reuniones de los testigos de Jehová de entre semana varían “de casa en casa”, no significa que en realidad se reúnen en cada casa del vecindario. Y nosotros discutiríamos que si ellos intentaran hacer esto, habrían muchos vecinos que no son testigos de Jehová que se opondrían al tal uso de su hogar.

De la misma manera, los creyentes del primer siglo se reunieron para la predicación pública en el templo y, de manera particular, “de casa en casa” para compartir el alimento y la enseñanza íntima y el tiempo de compañerismo al final. Así como Hechos 2:46 observa “y día tras día asistían constantemente y de común acuerdo al templo, y tomaban sus comidas en hogares particulares y participaban del alimento con gran regocijo y sinceridad de corazón.” (TNM)

Además, conforme examinamos el libro de Hechos, podemos ver que la mayoría de los conversos a la congregación primitiva no resultaron de las reuniones de “casa en casa”, sino de las predicaciones públicas en el templo y el mercado. En Hechos 17:1-4, observamos al apóstol Pablo predicando públicamente en la sinagoga judía en Tesalónica y después públicamente en el mercado de Atenas, en Hechos 17:16-34. Nunca se menciona algo acerca de Pablo predicando en cualquiera de los hogares de estas ciudades. ¿Debemos discutir que Pablo no se comprometió con la “predicación del Reino” porque no predicaba de puerta en puerta en estas ciudades? Estoy seguro que usted puede ver la creencia errónea de tal razonamiento. De la misma manera, nosotros estamos involucrados en la predicación del reino a través de amistades personales con los no creyentes, las actividades públicas dirigidas por la iglesia y nuestro ministerio del sitio de Internet en línea.

DÍAS FESTIVOS:

Es verdad que muchas de las celebraciones en las que las personas participan hoy en día tienen su origen en actividades paganas y ocultas. Tal es cierto del festival romano llamado Saturnalia, el cual duraba del 17 al 24 de diciembre y que luego fue convertido a la celebración del nacimiento de Jesús del 25 de diciembre. Otra celebración pagana que fue convertida a un día festivo cristiano es la “semana santa”, una celebración de la resurrección de Cristo de la muerte. Éste tiene su origen en la celebración de fertilidad “Ostara” del 20 y 21 de marzo.

Nosotros admitimos que no existe ningún apoyo histórico para la celebración del nacimiento de Cristo en el mes de diciembre puesto que lo más probable fue que ocurrió en la primavera o el otoño. La resurrección de Cristo sucedió durante la Pascua judía, que se festeja en el catorceavo día del mes hebreo Nisán, el primer mes del calendario religioso judío. Debido a la dificultad de correlacionar el calendario judío con los calendarios julian y gregorianos a través de los siglos, los cristianos adoptaron el domingo más cercano a la celebración “Ostara” o “Semana santa” como la fecha para festejar la resurrección de Cristo. De esta manera, en ambos casos, los cristianos toman fechas que supuestamente fueron utilizadas para las celebraciones “paganas” y las reclamaron para Cristo, convirtiéndolas en días festivos que pocos hoy en día reconocen que tuvieron alguna conexión con sus antiguas raíces “paganas”.

La Sociedad lo dijo de la mejor manera en ¡Despertad! del 8 de enero del  2000. En el artículo titulado, “Cómo evaluar con equilibrio las costumbres populares,” en las páginas 26 y 27. Ellos observaron que “La religión ha ejercido honda influencia en las costumbres, que de hecho se basan en muchos casos en antiguas supercherías e ideas religiosas ajenas a la Biblia… ¿Qué puede decirse de hábitos que en su día estuvieron ligados a prácticas cuestionables, pero que en la actualidad son principalmente reglas de etiqueta? … ¿Se desprende de lo anterior que el cristiano tenga prohibido seguirlas?… Aunque tal vez haya razones para examinar el origen de una costumbre, hay casos en los que importa más qué significa para las personas de la época y el lugar donde uno se halla.”

Nosotros creemos que esto es un buen consejo que cada cristiano debiera aplicar en el momento de determinar si la consciencia le permitirá a uno festejar los días festivos cristianos que han perdido su significado pagano. Cuando nosotros consideramos que el cristianismo por completo se trata de cómo Dios transformó nuestras vidas de acciones y actitudes “paganas” y de ser en contra de Dios, podemos apreciar lo que el cristianismo ha hecho al transformar fechas “paganas” que Satanás había reclamado, a días usados para glorificar a Dios. En Cristo, no existe ningún requisito ya sea de festejar o no festejar los días festivos. Cada cristiano puede tener la libertad para decidir, así como lo admite Pablo en Romanos 14:5-6, “Hay quien considera que un día tiene más importancia que otro, pero hay quien considera iguales todos los días. Cada uno debe estar firme en sus propias opiniones. El que le da importancia especial a cierto día, lo hace para el Señor”.

Para más información acerca de las costumbres comunes que tienen un origen pagano las cuales los testigos de Jehová no le ven ningún problema en participar, vea nuestro diálogo ¿Qué exige Dios de nosotros? con el tema “Días festivos y festejos de cumpleaños” (Traduciremos a español pronto) .

GUERRA:

Existe mucha controversia que rodea el tema de la “guerra” y la participación del cristianismo con la misma. ¿Cómo se iguala la justificación de la Biblia de defensa propia en Éxodo 22:2 y la defensa de una nación durante una guerra?   Para ayudar a evaluar la etnicidad moral de dada guerra, en el siglo XIII, Santo Tomás de Aquino formuló un resumen  de principios que con el tiempo se conoció como la “teoría de la guerra justa”.  Los principios han sido utilizados por naciones que tienen principios basados en lo judío-cristiano para determinar cuándo y cómo se podría realizar una guerra justa. A causa de que en cualquier momento estos principios se pueden aplicar a las guerras nacionales, nuestra postura es que los cristianos que evalúan de qué lado queda una batalla en particular bajo los principios de una guerra justa y quiénes solamente sirven en ese lado de la batalla, no terminarían matando en la guerra a sus “hermanos” cristianos.

Además, no existe un mandato claro en las Escrituras en contra de la participación cristiana en una guerra.  En Hechos 10, Cornelio, un centurión cristiano (el capitán de 100 soldados romanos) fue elogiado como “un hombre justo y temeroso de Dios,” y en Lucas 3:14, el consejo de Juan el Bautista a los soldados de su época fue de que se “conformaran” con lo que les pagaban.  ¡Ellos solamente se podían “conformar” si permanecían como soldados!  Ecclesiastés 3:1,3, y 8 declara, “Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo…un tiempo para matar, y un tiempo para sanar; un tiempo para destruir, y un tiempo para construir…un tiempo para amar, y un tiempo para odiar; un tiempo para la guerra, y un tiempo para la paz.”

Para obtener más información con respecto a este tema, lea nuestro artículo acerca de la “La guerra y la neutralidad. ¿Los cristianos deben permanecer neutrales durante una guerra? (www.4testigos.org)

TRINIDAD:

La Trinidad es la opinión de que las tres personas mencionadas en la Biblia: el Padre, el Hijo (i.e., Jesús) y el Espíritu Santo son un solo Dios. Estas son distintas en sus Personalidades, sin embargo, mantienen una unidad de sustancia como un solo Dios. La Watchtower define correctamente la doctrina de la “Trinidad”  en algunas de sus declaraciones en cuanta a ella, pero en muchas otras declaraciones, la manera en que es presentada comúnmente lleva a la gente a creer que la Trinidad consiste de tres personas (el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo) en una sola persona, pero tal es un concepto erróneo de la doctrina.  Los siguientes ejemplos demuestran algunas de las maneras en que la Watchtower falsifica esta doctrina en su literatura:

“Aquí Jesús muestra que él y el Padre, es decir, el Dios Todopoderoso, tienen que ser dos entidades distintas, porque ¿de qué otro modo pudiera haber realmente dos testigos?…¿Estaba diciendo Dios que él era su propio hijo, que se aprobaba a sí mismo, que se enviaba a sí mismo? No… ¿A quién le oraba? ¿A una parte de sí mismo?…Si usted se presentara ante otro, ¿cómo podría ser usted ese otro? No podría ser. Tiene que ser diferente y separado…Alguien que está ‘con’ otra persona no puede también ser esa otra persona.” —¿Debería creer en la trinidad?, páginas 17-19, 27

Nosotros estaríamos de acuerdo en que varios pasajes demuestran la distinción entre la Persona del Padre y la Persona del hijo, pero tales argumentos no tienen ninguna relación contra la doctrina de la Trinidad porque enseñan que, “una es la persona del Padre, otra la del Hijo: otra la del Espíritu Santoasí como por la cristiana verdad somos compelidos a confesar como Dios y Señor a cada persona en particular; así la religión católica nos prohíbe decir tres dioses y señores.” (El Credo Atanasio) Puesto que la Trinidad enseña la distinción de cada una de las “Personas” de la Deidad, todos los argumentos que demuestran esto son inválidos.

Otro argumento que la Watchtower propone que se vuelve de poca importancia cuando la doctrina de la Trinidad se define correctamente es la reclamación que Jesús no puede ser “igual” al Padre si Él está sujeto a Él. La Watchtower afirma, “Está claro lo que la Biblia indica. El Dios Todopoderoso, Jehová, no solo es una personalidad separada de Jesús, sino que también es en todo tiempo su superior….Y por eso Jesús mismo dijo: ‘El Padre es más que yo’.–Juan 14:28” (¿Debería creer en la trinidad?, p. 20)

Aquí de nuevo, los argumentos de la Watchtower fracasan cuando la doctrina de la Trinidad se define correctamente. En cuanto a la naturaleza de Jesucristo, el Credo Atanasio observa, “Igual al Padre según su Deidad é inferior al Padre según su Humanidad; Mas aún cuando sea Dios y hombre, no son dos, sino un solo Cristo.”  Cuando Jesús hizo la declaración “porque el Padre es más grande que yo” (Juan 14:28), ¿estaba Él aquí en la tierra obrando bajo las limitaciones de su “humanidad”? o ¿estaba Él en el cielo obrando en su esencia divina? El contexto revela que Jesús estaba hablando acerca de su naturaleza humana cuando declaró que el Padre estaba en una posición “mayor” a la de Él.

Además, el hecho de que Jesús está “sujeto” a Dios, su Padre, no indica que Él sea menos “Dios” que su Padre. En Lucas 2:51, Jesús estuvo “sujeto” a María y José. ¿Vamos a discutir nosotros que Jesús es “inferior” en su naturaleza a María y José porque Él estaba “sujeto” a ellos? ¡Por supuesto que no! Nosotros creemos que así como un “hijo” no es menos humano que su padre, así Jesús siendo “el Hijo de Dios” no es menos “Dios” que su Padre.

“A causa de esto, realmente, los judíos procuraban con más empeño matarlo, porque no solo quebraba el sábado, sino que también llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose igual a Dios.” (Juan 5:18, TNM)

Para más información en cuanto a la doctrina de la “Trinidad” y respuestas a los versículos de las Escrituras que comúnmente se utilizan en contra de ella, así como también una revelación de la declaración errónea de la Watchtower de que la doctrina fue derivada del paganismo, vea los siguientes vínculos en nuestro sitio en la red: ¿ES LA TRINIDAD UN CONCEPTO BIBLICO?

Print Friendly

This post is also available in: Portugués, Portugal Inglés Spanish