¿La Organización Watchtower realmente dijo que el fin del mundo vendría en 1975?

1975.:¿LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ REALMENTE DIJO QUE EL FIN DEL MUNDO VENDRÍA EN 1975?

“He estado estudiando con los testigos de Jehová por un año y estoy pensando en bautizarme, pero quería investigar la historia de la organización antes de tomar una decisión. Recientemente encontré unas declaraciones en el Internet que afirman que los testigos de Jehová enseñaron que el mundo terminaría en 1975, así que le pregunté a mi profesora del estudio bíblico acerca de esto. Ella negó totalmente que la Watchtower enseñó que el fin del mundo sería en 1975. Ella dijo que unos cuantos testigos de Jehová pensaron que el fin sucedería en 1975, pero dijo que la Sociedad Watchtower nunca dio oficialmente esa fecha para el fin del mundo. ¡Estoy confundido! Si la Sociedad Watchtower nunca dio la fecha de 1975 para el fin del mundo, ¿por qué en el sitio Web de ustedes Anne Marie dice que si lo hicieron en su publicación de 1966, Life Everlasting in Freedom of the Sons of God (Vida eterna en libertad de los hijos de Dios)? ¿Hay alguna manera de conseguir la documentación de la que habla Anne Marie en su historia?”

Anne MarieRESPUESTA DE ANNE MARIE:

Querido amigo,

Muchos testigos de Jehová niegan hoy en día que la profecía falsa de 1975 haya sucedido. Ellos hacen esto porque esto es lo que sus líderes les han dicho. Si tu profesora del estudio bíblico no estaba en la organización en el tiempo en que se creyó esta profecía 1. , no hay manera en que ella pudiese saber lo que sucedió, o cuán “involucrados” estaban los testigos de Jehová en la creencia de la predicción de 1975 en aquellos días. Pero YO SI SE lo que sucedió, porque yo lo experimenté de primera mano.

Yo estaba en la Convención de distrito “Hijos de Dios de libertad” de los testigos de Jehová en el verano de 1966, donde hubo una charla muy poderosa acerca del “tiempo del fin.” Recuerdo muy bien ese sábado en que hicieron el lanzamiento de su libro, Vida eterna en libertad de los hijos de Dios. Hubo mucha emoción entre los testigos de Jehová que asistieron a esa convención. El lanzamiento de este libro fue un crescendo sensacional a una charla inspiradora que se dio justo antes de su lanzamiento y que prácticamente declaró que estábamos “a las puertas del Nuevo Mundo.”

Esta charla admitió acerca de las muchas profecías que la Sociedad había dado en el pasado con respecto a la venida de la Batalla de Dios del Armagedón, la cual los testigos de Jehová creen que acabará con los gobiernos del mundo y conducirá al Reino de Dios de 1.000 años bajo el gobierno de Jesucristo. El orador hizo un punto en explicar que la razón por la cual todas sus fechas pasadas fallaron fue debido a que ellos no habían estado basados correctamente en la cronología Bíblica.

El orador habló con autoridad de que sin duda que el Armagedón estaba ciertamente por venir “a más tardar en el otoño de 1975”; que aunque ellos se habían equivocado en el pasado, “esta vez, no había duda, ¡estaban en lo correcto!” ¡El hermano fue enfático al respecto! Él explicó que este nuevo libro mostraría claramente que las nuevas afirmaciones de la Sociedad Watchtower fueron verificadas con la cronología Bíblica a través de una tabla de cinco páginas presentada en el primer capítulo del libro.

Cuando el orador anunció esto, el ambiente en la audiencia fue absolutamente electrizante; ¡todos estaban muy emocionados! En el receso, los hermanos y hermanas testigos de Jehová estaban apretados como sardinas en frente de los mostradores de distribución debido a su impaciencia por comprar sus copias del libro y, tan pronto como las obtuvieron, rápidamente formaron grupos pequeños esperando con emoción ver lo que la tabla cronológica mostraría.

La tabla era significativa porque describía metódicamente seis mil años de historia humana, comenzando con la creación de Adán en el año 4026 A.C. La tabla claramente afirmaba que el fin de este período de seis mil años de la existencia de la humanidad iba a ser completado en el otoño de 1975, como se muestra en la siguiente cita del libro:

“Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en 1975, y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975 E.C.” —Vida eterna – En libertad de los hijos de Dios, 1966, pág. 29 (Vea PDF en inglés y en español)

¿Por qué esta finalización de 6.000 años de historia humana era significativa para los testigos de Jehová?

La Watchtower enseñó que cada día de la semana de la creación correspondía a  siete mil años en extensión. Dado que la Biblia deja claro que hubo un principio y un fin para cada día de la creación, excepto el séptimo día, el día de descanso de Dios, y en ninguna parte en la Biblia dice que este día de descanso terminó, la Sociedad Watchtower concluyó que la humanidad estaba rápidamente acercándose al fin de los 6.000 años de la existencia del hombre. La Watchtower determinó que el fin de este periodo de tiempo ciertamente abriría paso a la Batalla de Armagedón. Ellos creían que encajarían estos últimos 1,000 años correspondientes al 6to Día de la Creación de la historia humana para comenzar con el reino de Cristo. De esta manera, la cronología Bíblica de la Watchtower concluyó entonces que el Armagedón TENÍA que venir a más tardar al final de los 6.000 años de historia humana.

Dado que Dios completó la creación del hombre en el sexto día y en el séptimo día Él “descansó de toda su obra que había hecho…” (Génesis 2:2-3), ellos pensaron que Jehová probablemente ejecutaría su “venganza sobre los inicuos” (es decir, la Batalla de Armagedón) un poco antes o inmediatamente después de la conclusión de su sexto período de tiempo de 1,000 años, en el otoño de 1975. Así, ellos razonaron que el período final de Dios de 1,000 años (esto es, el “7mo día de descanso” de Dios) comenzaría en ese tiempo con la destrucción de los gobiernos del mundo y el establecimiento del Reino Milenario de Jesucristo. Al mantenerse con este entendimiento, el libro explicaba:

¡Cuán apropiado sería el que Jehová Dios hiciera de este venidero séptimo periodo de mil años un periodo sabático de descanso y liberación, un gran sábado de Jubileo para que se proclame libertad por toda la Tierra a todos sus habitantes!…porque, recuerde, la humanidad todavía tiene delante de sí lo que el último libro de la Santa Biblia menciona como el reino de Jesucristo sobre la Tierra por mil años, el reino milenario de Cristo. Proféticamente Jesucristo…dijo respecto a sí mismo: “Porque Señor del sábado es lo que el Hijo del hombre es.” (Mateo 12:8) No sería por pura casualidad o accidente… que el reino de Jesucristo, el “Señor del sábado,” concurriera con el séptimo milenio de la existencia del hombre. —Vida eterna – En libertad de los hijos de Dios, 1966, pág. 30 (Vea PDF en inglés y en español)

Cualquiera que dudaba de esta “verdad” se consideraba “débil,” o “infiel,” alguien que no quería servir “hombro con hombro” con los hermanos y hermanas en la congregación, o peor aún, un “apóstata.” Los testigos de Jehová más antiguos (aquellos que habían estado “en la verdad” durante los años de las otras “profecías del Armagedón” de la Sociedad Watchtower) se aferraron a esta predicción de 1975 con la esperanza de que finalmente las promesas de Jehová Dios se cumplirían.

Apareció artículo tras artículo de la Sociedad Watchtower y esto aumentó la ilusión de los testigos de Jehová hacia la fecha de 1975. Entre ellos estaba esta afirmación dogmática que se encuentra en un artículo de la Watchtower de 1969 titulado: “La Paz de mil años que se aproxima:”

“…los seis milenios de la vida de la humanidad en la Tierra terminarían a mediados de los años setenta. Así, el séptimo milenio desde la creación del hombre por Jehová Dios empezaría dentro de menos de diez años… Para que el Señor Jesucristo fuera “Señor, pues, aún del sábado,” su reinado de mil años tendría que ser el séptimo en una serie de períodos de mil años o milenios¿No sería el fin de seis milenios de laboriosa esclavitud de la humanidad bajo Satanás el Diablo el tiempo apropiado para que Jehová Dios introdujera un milenio sabático para todas sus criaturas humanas? ¡Sí por cierto! Y su Rey Jesucristo será Señor de ese Sábado.” —La Atalaya, 1 de abril, 1970, pág. 206-207 (Vea PDF de esta página en inglés)

Mientras las expectativas continuaban creciendo acerca de la fecha de 1975, la Sociedad Watchtower publicó un artículo titulado: “¿Por qué está usted a la espera de 1975?” Mientras que este artículo seguía confirmando que el Armagedón estaba a la vuelta de la esquina, fue más cuidadoso en sus declaraciones con respecto a la fecha de 1975. Explicaba que la cronología de la Sociedad Watchtower “era razonablemente exacta,” pero admitieron que “no era infalible.” Luego ellos sugirieron que sus cálculos podrían estar errados por algunas “semanas o meses, no años.”

¿Qué hay de toda esta conversación acerca del año 1975?… Su interés ha sido avivado por la convicción de que 1975 marcará el fin de 6,000 años de historia humana desde la creación de Adán…¿Hemos de suponer por este estudio que la batalla del Armagedón se habrá acabado para el otoño de 1975, y que para entonces empezará el reinado de mil años de Cristo esperado por mucho tiempo? Es posible, pero esperamos para ver cuán estrechamente coincide el séptimo periodo de mil años de la existencia del hombre con el reinado de mil años de Cristo, un reinado semejante a día sabático. Si estos dos periodos corren paralelos uno con el otro según el calendario civil, no será por simple casualidad o accidente sino que será de acuerdo con los propósitos amorosos y oportunos de Jehová. Sin embargo, nuestra cronología que es razonablemente exacta (pero que se reconoce que no es infalible), cuando más solo señala al otoño de 1975 como el fin de 6.000 años de la existencia del hombre sobre la Tierra. No necesariamente quiere decir que 1975 marca el fin de los primeros 6.000 años del séptimo “día” creativo de Jehová. ¿Por qué no? Porque después de su creación Adán vivió algún tiempo durante el “día sexto,” la cual cantidad de tiempo desconocida tendría que restarse de los 930 años de Adán, para determinar cuándo terminó el sexto periodo o “día” de siete mil años, y cuánto tiempo vivió Adán en el “día séptimo.” Y no obstante, el fin de ese sexto “día” creativo podría terminar dentro del mismo año civil gregoriano en que fue creado Adán. Quizás implique solo una diferencia de semanas o meses, no años.” —La Atalaya, 1 de enero, 1969, pág. 14, 19 (Vea PDF en inglés y en español)

A pesar de las afirmaciones cautelosas hechas por la Sociedad Watchtower en este artículo, su declaración concluyente que el posible error en los cálculos sólo sería una “diferencia” de “semanas o meses, no años,” otra vez afirmó las expectativas ansiosas de los testigos de Jehová. Las charlas desde el podio en las reuniones del Salón del Reino y especialmente en las Convenciones de los testigos de Jehová, eran continuamente enfáticas sobre la urgencia de “estar listos” para el Armagedón y de “¡mantenerse alerta!”

Conforme progresaron los siguientes años, la urgencia de hacer aún más “trabajo de predicación” del Reino fue continuamente enfatizada por la organización Watchtower. Se nos dijo que la salvación de la humanidad era “nuestra responsabilidad,” ¡y esto no se debía tomar a la ligera! Fue aumentada la presión para “¡hacer más!” y para probar nuestra lealtad y fidelidad.

Conforme se acercaba el año 1975, muchos testigos de Jehová comenzaron a renunciar a sus trabajos (y a renunciar a sus jubilaciones) para dedicar más tiempo al ministerio de puerta en puerta. Muchos vendieron sus casas y negocios, cobraron sus pólizas de seguros de vida, rechazaron la educación universitaria para ellos mismos y sus hijos, e incluso postergaron tratamientos médicos o dentales no urgentes, con la esperanza de “el fin.” Todas estas acciones fueron encomendadas por la Sociedad Watchtower y aclamadas por la organización como “buenos ejemplos” de lo que deberían ser los testigos de Jehová “fieles”.

“Ahora muchas escuelas tienen consejos estudiantiles que lo animan a uno a seguir tras educación superior después de la secundaria, a seguir una carrera con un futuro en este sistema de cosas. No dejes que influyan en ti. No permitas que te “laven el cerebro” con la propaganda del Diablo de adelantar… ¡A este mundo le queda muy poco tiempo! …Fija como tu meta el servicio de precursor, el ministerio de tiempo cabal, con la posibilidad de ir a Betel o al servicio misional.” —La Atalaya, 15 de agosto, 1969, pág. 491

“Por lo tanto, como persona joven, nunca realizarás alguna carrera que ofrezca este sistema. Si estás en la secundaria y piensas en una educación universitaria, esto significa por lo menos cuatro, quizás hasta seis u ocho años más para que obtengas tu título de una carrera especializada. Pero ¿dónde estará este sistema de cosas para ese tiempo? ¡Estará bien avanzado hacia su fin, si es que no habrá desaparecido en realidad!” — ¡Despertad! 22 de agosto, 1969, pág. 15.

¡Sí, el fin de este sistema está muy cerca! ¿No es esa razón suficiente para aumentar nuestra actividad?… Hay informes de hermanos que están vendiendo sus hogares y propiedades y están haciendo planes para terminar el resto de sus días en este viejo sistema en el servicio de precursor. Ciertamente esa es una excelente manera de usar el corto tiempo que queda antes del fin de este mundo inicuo.”—Ministerio del Reino, julio de 1974, pág. 3 (Vea PDF de esta página en inglés)

La creencia de 1975 estaba tan arraigada en nuestro pensamiento; era a lo que se referían y de lo que se hablaba continuamente, tanto, que era casi parte de nuestra conversación diaria. Estábamos emocionados, pero aún así, éramos aprensivos. Aunque nadie lo hubiera admitido, ¡estábamos asustados! No te imaginarás cuántas veces las charlas desde la plataforma comenzaban con, “Bueno, Hermanos ¡Sólo quedan…meses para 1975!” Luego, cuando el tiempo se acercaba más, se convirtió en, “Bueno, Hermanos ¡Sólo quedan…semanas para 1975!” Y cuando 1975 finalmente llegó, simplemente ¡no te podrás imaginar el nivel de emoción que estaba sucediendo alrededor!

Para 1976, se volvió obvio para todos que la “profecía de Armagedón” de la Sociedad Watchtower había fallado nuevamente. Muchos comenzaron a “murmurar” y a “quejarse” a tal grado que la Sociedad Watchtower se vio forzada a tratar este asunto. Cuando finalmente lo hicieron, estábamos sorprendidos y conmocionados por lo que dijeron. ¡Prácticamente se les gritó a las masas de testigos de Jehová! ¡Se nos acusó de que era nuestra culpa que el Armagedón no llegó! Recuerdo al Presidente de la Watchtower, Fred Franz, gritándole al público de testigos de Jehová diciendo: “¿Saben por qué el Armagedón no llegó? ¡Porque ustedes QUERÍAN QUE LLEGARA!”

Luego, en charlas y en la literatura, la Sociedad Watchtower comenzó a poner la culpa de su predicción falsa sobre los testigos de Jehová al decir que interpretamos mal lo que la Sociedad había declarado acerca de 1975, y que ésta era la razón por la cual fuimos decepcionados. Continuaron diciendo que aquellos que habían planeado sus vidas sobre el cumplimiento anticipado de una “fecha específica” no habían seguido el consejo de Jesús:

“…algunos que han estado sirviendo a Dios hayan planeado sus vidas en armonía con un punto de vista equivocado de precisamente lo que habría de suceder en cierta fecha o en cierto año. Es posible que, por esta razón, hayan postergado o desatendido cosas que de otra manera habrían atendido. Pero no han caído en la cuenta del objeto de las advertencias de la Biblia en cuanto al fin de este sistema de cosas, al pensar que la cronología bíblica revela la fecha específica… ¿Quiso decir Jesús que deberíamos ajustar nuestros asuntos financieros y seglares a fin de que nuestros recursos simplemente nos llevasen hasta cierta fecha que pensáramos que hubiera de marcar el fin? …Esa no es la clase de pensar que aconsejó Jesús.” —La Atalaya, 1 de diciembre, 1976, pág. 728 (Vea PDF de esta página en inglés)

¿Qué? ¿Qué no era la Sociedad Watchtower la que había encomendado a los hermanos y hermanas que habían vendido sus casas y negocios para dedicar más tiempo a la obra de predicación de la Watchtower? ¿Qué no había dicho la Sociedad: “Ciertamente esa es una excelente manera de usar el corto tiempo que queda antes del fin de este mundo inicuo”? (Ministerio del Reino, julio de 1974, p. 3) ¡¿Y ahora nos estaban diciendo que nuestra “decepción” era nuestra propia culpa por no hacerle caso a las palabras de Jesús?!

Este tipo de historia revisionista fue lentamente “alimentada” a las masas para que lo que habían metido en nuestras cabezas acerca de 1975 fuera de alguna manera volteado, y así ellos lograron convencer a los testigos de Jehová restantes que la creencia de que el Armagedón vendría en 1975 realmente había sido nuestra propia idea desde el inicio, que la Sociedad Watchtower nunca lo había enseñado. Escuché historias acerca de precursores que habían dedicado fielmente miles de horas predicando el mensaje de la Watchtower, quienes tiraron sus maletines de libros de la Watchtower al suelo, diciendo “¡Estoy harto!” y se alejaron de la Organización. 2.

Cuando muchos se fueron y dijeron que ya no creían nada de lo que la Sociedad enseñaba, la organización Watchtower torció esta situación y usó el ejemplo de aquellos que se fueron como una excusa para mostrar por qué el Armagedón no había llegado. Ellos dijeron que la predicción había sido un tipo de “prueba de lealtad” y que Jehová había estado “limpiando la casa” para deshacerse de todos aquellos que Él sabía que no eran “verdaderamente” suyos, aunque ellos “se veían bien” para todos nosotros. ¡Esta táctica funcionó bastante bien para mantener al resto de nosotros en la organización! ¡Incluso funcionó para mí! Nos hizo aún más diligentes para “probar nuestra lealtad” a Jehová.

Sin embargo, algunos de sus cálculos de tiempo y las expectativas relacionadas con estos ocasionaron serias decepciones. Después de 1925 se registró un descenso espectacular en la asistencia a las reuniones…También en 1975 hubo desilusión cuando las expectativas sobre el comienzo del Milenio no se realizaron. Como resultado, algunos se apartaron de la organización…Si bien el resultado de estas pruebas fue un zarandeo…otros permanecieron firmes. ¿Por qué?… “Los que habían cifrado su confianza en Jehová permanecieron firmes y siguieron predicando” —Proclamadores del reino de Dios, 1993, pág. 633 (Vea PDF de esta página en inglés)

Así como ha sucedido con muchas de las predicciones fallidas de la Watchtower y cambios doctrinales de los cuales el testigo de Jehová promedio no tiene conocimiento, la verdad de lo que realmente sucedió ha sido torcida para significar otra cosa y la historia de la Watchtower ha sido re-escrita. Aquellos que conocen la verdad real y se han ido, han sido efectivamente silenciados al ser “marcados” por las autoridades de la Watchtower como “inicuos, malvados, apostatas”, para que los que son muy jóvenes para conocer más al respecto sean alejados de la verdad.

“El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.” —Deuteronomio 18:20-22

PARA MÁS INFORMACIÓN VEA:

bullets  LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LAS PROFECÍAS FALSAS—20 Preguntas para los Testigos de Jehová acerca de las Profecías Falsas de la Sociedad Watchtower.

bullets 10 PREGUNTAS PARA LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ ACERCA DE LA HISTORIA DE LA WATCHTOWER

=========

1. Muchos testigos de Jehová llegaron a la organización después del alto nivel de emoción de la creencia de 1975; y algunos llegaron después de que se acabó.
2. La gente que abandonó este tipo de historia revisionista, con el tiempo presionó a la Sociedad Watchtower para que imprimiera una disculpa en la que ellos admitían parcialmente la culpa por el fracaso profético de 1975. En un artículo de la Watchtower, la Sociedad declaró: “Con la publicación del libro Vida eterna, en libertad de los hijos de Dios, y sus comentarios en cuanto a lo apropiado que sería que el reino milenario de Cristo concurriera con el séptimo milenio de la existencia del hombre, surgió considerable expectación respecto al año 1975. En ese entonces, y después de eso, se hicieron declaraciones que recalcaban que esto solo era una posibilidad. Sin embargo, y desafortunadamente, junto con tal información de índole preventiva, se publicaron otras declaraciones que implicaban que, más que una simple posibilidad, el que para aquel año llegara aquella realización de las esperanzas era una probabilidad. Es de lamentarse el hecho de que aparentemente aquellas últimas declaraciones eclipsaron las declaraciones de índole preventiva y contribuyeron a edificar la expectación que ya se había iniciado. En su número del 1 de diciembre de 1976, La Atalaya, comentando sobre lo poco aconsejable de fijar nuestras expectativas en alguna fecha específica, declaró: “Si alguien ha resultado desilusionado por no haber seguido este modo de pensar, debe concentrarse ahora en ajustar su punto de vista, al ver que no fue la palabra de Dios la que le falló o lo engañó y le trajo desilusión, sino que su propio entendimiento se basó en premisas incorrectas.” Al decir “alguien,” La Atalaya incluyó a todos los testigos de Jehová desilusionados, y por tanto incluyó a las personas que tuvieron que ver con la publicación de la información que contribuyó a edificar esperanzas que giraron en torno a aquella fecha.”—La Atalaya, 15 de septiembre, 1980, pp. 17-18 (énfasis en el original)

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Portugués, Portugal Checo Inglés