La cronología de la watchtower y las 70 semanas de Daniel

¿COMENZÓ LA PROFECÍA DE LAS 70 SEMANAS DE DANIEL CON EL DECRETO DE ARTAJERJES EN EL AÑO 455 O 445 A.C?

70 Semanas (490 Años) B.C. = a.C. (Antes de Cristo) A.D. = d.C. (Después de Cristo)

La profecía de las 70 semanas del capítulo 9 de Daniel es significativa no sólo porque anuncia el tiempo en que Jesús, el Mesías, vendría a la tierra “para terminar con el pecado… para traer justicia eterna… para ungir el lugar santísimo” sino que además proclama por cuánto tiempo Dios estaría obrando específicamente con la nación de Israel cuando proclama que Setenta semanas han sido decretadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad…” proporcionándonos una referencia acerca de cuándo Dios abriría el Evangelio a los gentiles (a los no judíos) al ofrecer la salvación a cualquiera que creyera. Daniel 9:24-27 afirma:

Setenta semanas han sido decretadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para poner fin a la transgresión, para terminar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer justicia eterna, para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo. Has de saber y entender que desde la salida de la orden para restaurar y reconstruir a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas; volverá a ser edificada, con plaza y foso, pero en tiempos de angustia. Después de las sesenta y dos semanas el Mesías será muerto y no tendrá nada, y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario. Su fin vendrá con inundación; aun hasta el fin habrá guerra; las desolaciones están determinadas. Y él hará un pacto firme con muchos por una semana, pero a la mitad de la semana pondrá fin al sacrificio y a la ofrenda de cereal. Sobre el ala de abominaciones vendrá el desolador, hasta que una destrucción completa, la que está decretada, sea derramada sobre el desolador.” 1.

A través de los años, los eruditos bíblicos han especulado acerca de cuál de los decretos medo-persas es el que coincide mejor con el inicio de la profecía de las 70 semanas de años del capítulo 9 de Daniel. Podemos encontrar cuatro decretos diferentes en Esdras y Nehemías:

  1. El primero fue dado por Ciro en Esdras 1:1-11 (538/537 a.C.).
  2. El segundo fue el decreto de Darío en su cuarto año de reinado, en Esdras 4:24; 6:1:1-15; 7:1-5 (518/517 a.C.).
  3. El tercero fue el decreto de Artajerjes para reconstruir los sacrificios del templo, promulgado en su 7mo año de reinado, en Esdras 7:7-26 (458/457 a.C.).
  4. Finalmente, el decreto dado en el año 20 del reinado de Artajerjes en Nehemías 2:1-8 (445/444 a.C.).

Dado que los decretos de Ciro y Darío son muy tempranos para encajar los 490 años de las 70 semanas de años del capítulo 9 de Daniel con la vida de Jesús, el Mesías, los únicos decretos que tienen la posibilidad de encajar con la línea de tiempo de la vida de Jesús, son los decretos dados en el reino de Artajerjes.

La Sociedad Watchtower intenta apoyar sus afirmaciones acerca de la profecía de las 70 semanas de Daniel, cambiando las fechas de los reinos, tanto de Jerjes, como de Artajerjes. Por cuando la Sociedad Watchtower prefiere vincular la profecía de Daniel 9 con el decreto dado en el año 20 del reino de Artajerjes, ellos cambian la fecha de su año 20 al año 455 a.C. incluso cuando esta fecha está en conflicto con la del año 445 a.C. dada por la mayoría de historiadores. La fecha dada por la Sociedad Watchtower está en conflicto además con el Canon de Ptolomeo, el principal Sistema de Datación utilizado por los historiadores, el cual cuenta con el mayor respaldo arqueológico y astronómico. Como este Sistema es un documento del primer siglo que provee una lista de diferentes reyes con reinados que abarcan desde el año 747 a.C. hasta el 160 d.C., el Canon de Ptolomeo establece la fecha del ascenso de Artajerjes al reino entre los años 465/464 a.C.

Sólo existe un sistema de datación que apoya la fecha de 455 a.C dado por la Watchtower al año 20 del reinado de Artajerjes, y fue dado por James Ussher, arzobispo de la iglesia en Irlanda en el siglo 17, quien le dió fecha al ascenso de Artajerjes al reino entre los años 475/474 a.C. 2.

Ussher afirmó inclinarse a favor de la fecha de 475/474 a.C. para el ascenso de Artajerjes debido a las afirmaciones encontradas en los escritos de Tucídides, un historiador ateniense que vivió entre los años 460 al 400 a.C. Él afirmaba que Temístocles buscó la protección de “Artajerjes, el hijo de Jerjes, quien recientemente había recibido el trono” cuando se encontraba huyendo de Grecia hacia Asia Menor entre los años 472/471 a.C

Sin embargo, estos registros son cuestionables ya que los escritos de otros historiadores antiguos no concuerdan con las afirmaciones de Tucídides. Aún así, la Sociedad Watchtower pretende dar sustento a sus fechas acortando la duración de 21 años (484-465 a.C.) del reinado del padre de Artajerjes, a 11 años (484-475 a.C.), afirmando que Jerjes co-gobernó junto a su padre Darío durante los primeros 10 años de su reino, extendiendo así el reinado de Artajerjes de 41 a 51 años. Nuevamente, estas afirmaciones no tienen base en realidad, como lo afirma el historiador sueco Carl Olof Jonsson, en su artículo titulado, El Año20 De Artajerjes Y Las “Setenta Semanas” de Daniel (http://www.freeminds.org/foreign/20yearssp.htm):

No hay la más mínima evidencia que le dé apoyo a tal corregencia. La argumentación de la Sociedad Watchtower en las páginas 652-654 de su diccionario bíblico: “Perspicacia Para Comprender Las Escrituras,” volumen 2 (1991), es una miserable distorsión de la evidencia histórica. Por ejemplo, en la página 653 declaran:

Tenemos pruebas sólidas de que Jerjes fue corregente con su padre Darío. El historiador griego Heródoto (Historia, VII, 3) dice: “Darío reconoció que [Jerjes] tenía razón y lo nombró su sucesor. (En mi opinión, sin embargo, Jerjes hubiera reinado aun sin seguir ese consejo […].)”. Estas palabras indican que Jerjes se le nombró rey durante el reinado de su padre Darío.

Si vemos la declaración de Heródoto, sin embargo, nosotros descubriremos que él, en las próximas oraciones, contradice directamente las declaraciones de la Sociedad Watchtower, de que hubo una corregencia de 10 años de Jerjes con Darío, diciendo que Darío murió un año después de nombrar a Jerjes como su sucesor. Heródoto dice:

XJerjes, entonces, fue proclamado públicamente como el próximo sucesor a la corona, y Darío quedó libre para dirigir su atención a la guerra. Sin embargo, la muerte, le privó antes de que sus preparaciones fueran completadas; él murió el año siguiente de este incidente y la rebelión Egipcia, después de un reinado de treinta y seis años, así fue robado de la oportunidad de castigar a Egipto o a los Atenienses. Luego de su muerte su corona pasó a su hijo Jerjes.

Encontramos entonces, qué, es Darío quien nombró a Jerjes como su sucesor sólo un año antes (¡no diez!) de su propia muerte. En adición, Heródoto no dice que Darío nombró a Jerjes su corregente, pero sí su sucesor.–Carl Olof Jonsson, Göteborg, El Año 20 De Artajerjes Y Las “Setenta Semanas” de Daniel, Suecia, 1989. Revisado en 1999, 2003 (http://kristenfrihet.se/spanish/sartaxerxes.htm)

Con respecto a los múltiples registros astronómicos que validan las fechas para el reino de Artajerjes dadas en el Canon de Ptolomeo, Carl Olof Jonsson anota:

La evidencia decisiva para la longitud del reinado de Artajerjes es la información astronómica encontrada en un gran número de tablillas con fecha en su reinado. Uno de los textos es el “diario” astronómico “VAT 5047”, claramente con fecha al año 11 de Artajerjes. Aunque el texto esta dañado, aún preserva información sobre dos posiciones lunares relativa a los planetas Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno. Esta información es suficiente para identificar la fecha del texto como el 454 A.C. Puesto que este es el año 11 de Artajerjes, el año anterior, era el 455 A.C., y no puede haber sido su año 20 como la Sociedad Watchtower afirma, sino su año 10. Su año 20, entonces, debe haber sido el 445/44 A.C. (Vea por Sachs/Hunger, Astronomical Diaries and Related Texts from Babylonia, [“Diarios Astronómicos y Textos Relacionados de Babilonia”], Vol. 1, Wien 1988, Págs. 56-59.) (Traducido del inglés)

Hay también algunas tablillas fechadas al 21 y último año de Jerjes. Una de ellas, la BM 32234, está fechada al día 14 o 18 del quinto mes del año 21 de Jerjes, y pertenece al grupo de textos astronómicos llamado “textos de 18 años” o “textos Saros”. La información astronómica preservada en esta tablilla lo ajusta al año 465 A.C. El texto incluye la siguiente interesante información: “Mes V 14 (+x) Jerjes fue asesinado por su hijo”. ¡Éste solo texto, además de mostrarnos que Jerjes gobernó durante 21 años, también nos muestra que su último año fue el 465 A.C., y no el 475 como así sostiene la Sociedad! — Carl Olof Jonsson, Göteborg, El Año 20 De Artajerjes Y Las “Setenta Semanas” de Daniel, Suecia, 1989. Revisado en 1999, 2003 (http://kristenfrihet.se/spanish/sartaxerxes.htm  

En este artículo, Carl Olof Jonsson también examina otros registros validando la fecha del 445/444 para el año 20 de Artajerjes y demuestra por qué los documentos que la Sociedad Watchtower presenta para apoyar su fecha del 455/454 son incorrectos. Por tanto, la fecha de Ptolomeo del 465/464 para el ascenso de Artajerjes al trono ha sido bien establecida por la comunidad arqueológica y es, por lo tanto, más favorecida por los historiadores.

EL DECRETO DEL AÑO 20 DE ARTAJERJES PARA RECONSTRUIR LOS MUROS DE JERUSALÉN, ¿MARCA EL INICIO DE LAS 70 SEMANAS DE DANIEL?

Ahora que hemos verificado que el 465/464 a.C. es la fecha de inicio del reino de Artajerjes, debemos conciliar los decretos dados por él con los registros históricos concernientes a la vida de Cristo, para determinar cuál, entre los decretos del año 20 o del año 7mo, calza mejor con el inicio de la profecía de las 70 semanas de Daniel 9. Aquellos que se inclinan a favor del decreto del año 20 de Artajerjes para iniciar el lapso de tiempo de las 70 semanas de Daniel 9, lo hacen por causa de que en el texto de esta profecía se habla específicamente de reconstruir los muros de Jerusalén:

“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad,… Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.” (Dan.9:24-25, RVR1960)

Sin embargo, es imposible obtener la fecha de inicio en el 445/444 para este decreto en el año 20 de Artajerjes para encajar los 490 años con un cálculo simple, pues esto ocasionaría que las 70 semanas se extiendan más allá del tiempo de vida de Cristo, por lo menos, unos 13 años, y colocaría la semana 69 “hasta el Mesías Príncipe” en el 38 d.C, después de la muerte de Jesucristo que fue entre los años 30 al 33 d.C. Por eso, para intentar compensar los problemas matemáticos que ocasiona esta fecha de inicio, aquellos que apoyan la fecha de inicio del 445/444 se vieron forzados a convertir las 69 semanas de años (483 años) “hasta el Mesías Príncipe” de años solares judíos de 360 días a años solares de 365 días y entonces recalcular los años para obtener 476 años para las 69 semanas en lugar de los 483 años dados en la profecía, para ir desde el 445 a.C hasta el 33 d.C, tal como la fórmula matemática lo muestra a continuación:

  • 69 semanas de años (69 x 7 = 483 años).
  • 483 años profético/lunares de 360 días = 476 años solares de 365 días (483 x 360 = 173.880 días / 365 = 476 años solares).
  • 445/444 a.C -476 años (+1 año por el 0 a.C.) = 32/33 d.C. el tiempo cuando muchos creen que Jesús fue crucificado.

Aún cuando esta hipótesis para reconciliar la semana 69 de Daniel con el decreto del año 20 de Artajerjes en el 445/444 a.C. fue popularizada primeramente por Sir Robert Anderson en su libro, The Coming Prince (El Príncipe Venidero) publicado en 1894 por Hodder & Stoughton, Londres, parece haber serios problemas con esta. 

Primeramente, es una forma muy complicada y poco probable de calcular las 69 semanas de la profecía de Daniel, dado que los judíos siempre ajustan el sistema de su calendario lunar con el fenómeno solar, lo cual hubiera reconciliado los años dados en la profecía con los mismos años solares de todos modos.

Es más, este cálculo no encaja completamente con el lapso de tiempo profético de las 70 semanas de Daniel porque no cuenta la última semana de 7 años. Por eso, aquellos que siguen esta ecuación afirman que la última semana de la profecía de las 70 semanas de Daniel es, de algún modo, futurista y que está aún por cumplirse, ¡aun cuando ya han transcurrido 2.000 años desde el lapso de tiempo original para esta profecía!

Al afirmar que este período de 7 años también se encuentra profetizado en el libro de Apocalipsis, estos maestros dejan de lado el hecho de que la mayoría de las profecías del libro de Apocalipsis fueron dadas para las iglesias del primer siglo, tratando específicamente con la caída del templo de Jerusalén como fue afirmado en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21, además de la afirmación explícita de que los eventos registrados en esta “Revelación de Jesucristo” fueron dadas para “para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto” (Apocalipsis 1:1). Y en caso que perdiéramos el enfoque de que la mayoría de las profecías de Apocalipsis serían cumplidas dentro del lapso de tiempo de la destrucción del templo de Jerusalén en el siglo primero, el libro de Apocalipsis termina con esta misma afirmación explícita diciendo:

“Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas; y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, envió a su ángel para mostrar a sus siervos las cosas que pronto han de suceder.”

Así que, dado el hecho de que la mayoría de las profecías en Apocalipsis habrían de cumplirse dentro del primer siglo y el hecho de comenzar la profecía de las 70 semanas de años de Daniel en el año 20 del reinado de Artajerjes deja al menos una semana de años sin tomar en cuenta, especialmente si elegimos no recalcular los años por el criterio lunar/solar, haríamos bien en considerar un lapso diferente de tiempo para la profecía de las 70 semanas de años de Daniel.

EL DECRETO DEL AÑO 7MO DE ARTAJERJES PARA REINICIAR LOS SACRIFICIOS DEL TEMPLO ¿MARCA EL INICIO DE LAS 70 SEMANAS DE DANIEL?

El único decreto alternativo que queda por considerar es el edicto dado en el año 7mo del reinado de Artajerjes, el cual provee los utensilios necesitados en los sacrificios judíos para operar en su templo en Jerusalén, el cual Darío autorizó a reconstruir. Primeramente, este decreto es significativo porque es el único entre los cuatro decretos Medos-Persas mencionados en la Biblia que realmente provee el texto entero del decreto, lo cual hace que se destaque entre los demás en la importancia y el énfasis que le dio el escritor bíblico. En segundo lugar, el decreto del 7mo año de reinado de Artajerjes se refiere específicamente al sistema sacrificatorio judío lo cual encaja asombrosamente bien con el contexto de la profecía de Daniel 9, ya que esta afirma:

Setenta semanas han sido decretadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para poner fin a la transgresión, para terminar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer justicia eterna, para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo. Has de saber y entender que desde la salida de la orden para restaurar y reconstruir a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas…” (Daniel 9:24-25)

Aún cuando la reconstrucción del muro es mencionada más adelante en esta profecía, no debemos perder de vista el hecho de que nunca dice que la reconstrucción del muro sería lo que marcaría el inicio del lapso de tiempo, sino que “la orden para restaurar y reconstruir a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe” marcaría el inicio. El énfasis se encuentra sobre los sacrificios que serían restaurados hasta que el Mesías fuera a “terminar con el pecado” para “traer justicia eterna….y ungir el lugar santísimo.” Por eso, ¡el edicto de Artajerjes del 7mo año de su reinado para restaurar la adoración y el sistema de sacrificios del templo encaja hermosamente con el contexto de Daniel 9!

Ahora, a partir del 7mo año del reinado de Artajerjes, podemos fácilmente calcular el cumplimiento de las 70 semanas de Daniel desde la fecha de inicio en el 458 a.C. hasta su final en el 33 d.C. (458 a.C.- 490 años = 32 + 1 año por el 0 d.C.), una posible fecha para cuando Jesús fue crucificado y el velo del templo se rasgó de arriba abajo, cumpliendo así con la profecía de Daniel de “¡traer justicia eterna!” No sólo se cumplió una parte de la profecía cuando Jesús murió, sino que ungió el Lugar Santísimo en el Cielo para que le adoremos, como verifica el escritor de Hebreos:

Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesús, por un camino nuevo y vivo que El inauguró para nosotros por medio del velo, es decir, su carne, y puesto que tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua pura.” (Hebreos 10:19-22)

La fecha del 458 a.C. no sólo permite el cumplimiento del período completo de las 70 semanas de años durante la vida y muerte de Jesús y la unción del Templo Espiritual de Dios en el Cielo (Apocalipsis 11:19), sino que además permite que el “Mesías Príncipe” de Daniel 9 comience su ministerio cuando “tenía unos treinta años” (Lucas 3:23) en la marca de la semana 69 en concordancia con la profecía de Daniel. ¿Cómo? Permítame explicar

De acuerdo con los registros históricos, sólo hay dos fechas posibles que podemos tomar para la muerte de Jesús si es que aceptamos que la crucifixión se dio un día viernes. Estos son los años 30 o 33 d.C. Aún cuando el consenso tradicional señala que Jesús tenía unos 33 años de edad cuando murió entre el 30 o 33 d.C., los registros históricos ciertamente indican que Jesús era mayor, probablemente entre 35 y 38 años de edad, porque Herodes murió alrededor del año 4 a.C. Y dado que fue él quien dio el decreto con el que mandó a matar a los niños menores de dos años cuando Jesús nació, la fecha para el nacimiento de Jesús es más probable que haya sido alrededor de los años 6 o 5 a.C.

Entonces, si Jesús nació alrededor del año 5 d.C., Su año 30 de vida hubiera sido alrededor del año 26 d.C. lo cual concuerda con la profecía de Daniel de que 69 semanas de años transcurrirían “hasta el Mesías Príncipe.” Calculando 458 a.C. – 483 años (69 semanas) nos coloca exactamente en el año 26 d.C., cuando Jesús“tenía unos treinta años,” y coincide con el tiempo en el que Juan el Bautista hubiera comenzado su ministerio para preparar el camino del Señor (Malaquías 3:1) en el año 15 del reinado de Tiberio Cesar (Lucas 3:1-2).

Ahora, existe algo de debate acerca de cuando la Biblia reconoce el décimo quinto año del reinado de Tiberio César. Aunque los historiadores concuerdan con que él reinó desde el 14 d.C. hasta el 37 d.C., esto colocaría su año décimo quinto alrededor del 29 d.C., bien pasado el cumpleaños 30 de Jesús para comenzar con Su ministerio y el de Juan el Bautista y muy tarde para encajar con el inicio del ministerio de Jesús en la semana 69. Sin embargo, los registros históricos antiguos indican que él co-gobernó con su predecesor Augusto Cesar desde el año 11 o 12 d.C., lo cual podría hacer retroceder el año 15 del reinado de Tiberio a una fecha como la del año 26 o 27 d.C.3.   Es más, los judíos respondieron a las afirmaciones proféticas de Jesús con respecto a su muerte y resurrección con esta afirmación en Juan 2:20:

Entonces los judíos dijeron: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú lo levantarás en tres días?

Así que, si el templo de Herodes que comenzó a construirse en el año 20 a.C. tenía 46 años cuando Jesús profetizó acerca de su destrucción, podemos saber que Jesús realizó esta afirmación alrededor del año 27 d.C. Esto, junto con la afirmación de Lucas de que Jesús tenía alrededor de 30 años cuando inició su ministerio, provee otra línea de evidencia para indicar que el año 26 d.C. ciertamente marca la semana 69 “hasta [que] el Mesías Príncipe” comenzara su ministerio.

Ahora, si añadimos la semana pendiente de 7 años al año 26 d.C., ¡tenemos a Jesús siendo “muerto” y trayendo “justicia eterna” ya sea a la mitad de la última semana en el año 30 d.C. o al final de esta en el año 33 d.C.!

De manera clara, cuando calculamos la profecía de las 70 semanas de Daniel desde el decreto de Artajerjes en su 7mo año de reinado en el año 458 a.C., esto no sólo encaja con las fechas astronómicas que apoyan los historiadores, sino que encaja con la cronología de la vida y ministerio de Jesús dados en el Nuevo Testamento. Por eso, ¡podemos tener confianza en que las 70 semanas de Daniel 9 han sido cumplidas con exactitud precisa!

UN PACTO DE UNA SEMANA

Como acabamos de ver, si nos basamos en el decreto dado en el año 7mo de Artajerjes, las 70 semanas completas de Daniel 9 deberían haberse cumplido para el año 33 d.C. Con estas dos posibles fechas para la muerte de Jesús, podemos colocar su muerte hacia el final del año 33 d.C o al medio de la última semana en el 30 d.C. Si colocamos la muerte de Jesús en el año 33 d.C. al final de las 70 semanas de años, tendremos problemas porque en Daniel 9:25-27 específicamente se afirma que el “Mesías Príncipe,”… “a la mitad de la semana pondrá fin al sacrificio y a la ofrenda de cereal.”

Si Jesús comenzó a establecer Su “pacto firme con muchos” (esto es, el Nuevo Pacto con Sus seguidores) al comienzo de la última semana de Daniel 9 (la semana 69) en el 26 d.C., entonces es probable que la afirmación de que “a la mitad de la semana” en la cual Él “pondrá fin al sacrificio y a la ofrenda de cereal” sea una referencia a Su muerte en el año 30 d.C. en la cual el velo del templo se rasgó y todos los sacrificios fueron vistos como “abominaciones” a ser destruidas completamente cuando Jerusalén fue destruida en el año 70 d.C.

Sin embargo, algunos eruditos no están de acuerdo, particularmente aquellos que sostienen una visión futurista basada en sus cálculos solares/lunares sobre el año 20 del reinado de Artajerjes, y los cuales afirman que la última semana de Daniel 9 está aún por cumplirse en el futuro. Estos eruditos creen que la mención de Daniel acerca de un “príncipe que ha de venir” en Daniel 9:26 se refiere a algún tipo de anticristo futuro, en lugar de referirse al “Mesías Príncipe” mencionado en el versículo 25. Entonces, ¿cuál interpretación encaja mejor con el contexto de Daniel 9:25-27?

Para comprender todo el significado de este pasaje, consideremos la versión en inglés de la Biblia Young’s Literal Translation (Traducción Literal de Young) ya que provee una perspectiva más precisa del pasaje:

“Sepas pues, y consideres con sabiduría, desde la salida de la palabra para restaurar y edificar Jerusalén hasta el Líder Mesías son siete semanas, y sesenta y dos semanas: la plaza habrá sido edificada nuevamente, y el muro, aún en la angustia de los tiempos. Y después de las sesenta y dos semanas, cortado es el Mesías, y la ciudad y el lugar santo no son suyos, el Líder que ha venido destruye al pueblo; y termina con un diluvio, y hasta el fin es la guerra, determinadas son las desolaciones. Y él ha fortalecido un pacto con muchos – una semana, y en la mitad de la semana causó que el sacrificio y los presentes cesaran, y por el ala de las abominaciones está realizando desolación, y esto hasta la consumación, y lo que está determinado es derramado sobre el desolado.” (Traducido del inglés)

Si observan con cuidado esta traducción, podrán ver que difiere de casi todas las demás traducciones en inglés ya que muestra precisamente que la palabra “por” en la frase “por una semana”, está faltando, debido a que en el texto hebreo no se encuentra la palabra “por”. Esto es significativo porque muestra que la referencia al Nuevo Pacto fue “firme con muchos” durante “una semana” que faltaba a las 70 semanas, y no que este Pacto iba a durar sólo “por” una semana. Es más, esta traducción muestra la conexión entre cómo cuando muere Jesús, la ciudad y el lugar santo no son suyosporque Jesús (el líder) estaba inaugurando “un camino nuevo y vivo” para “entrar al Lugar Santísimo” a través del velo de Su carne de acuerdo a Hebreos 10:19-20. Trayendo, por lo tanto, el pleno cumplimiento de Daniel 9:24: “para ungir al Santo de los santos.”

Finalmente, aún cuando Jesús es llamado “Mesías Príncipe” o “Mesías Líder” dependiendo de la traducción que se utilice, en ningún lugar en el contexto se dice específicamente que se esté hablando de dos líderes diferentes (esto es, de Jesús y de un supuesto anticristo). Más bien, el flujo natural del texto parece ser una cadena continua, exponiendo lo que un Príncipe o Líder, el Mesías, haría cuando viniera.  

Por eso tiene sentido que esta última semana de Daniel 9 hable del Nuevo Pacto que Jesús consumó con Su muerte al medio de la semana que puso fin a los sacrificios. Entonces, con Su llamado al apóstol Pablo para dirigirse a los gentiles alrededor del año 33 d.C. (Gálatas 2:7-9), podemos ver cómo esto marcaría el cumplimiento del cronómetro de Dios para la nación judía literal de acuerdo con Daniel 9:24-27 al abrir esto el Evangelio hacia los gentiles, haciendo de los dos pueblos de Dios (judíos y gentiles) una sola nación, como fue confirmado por las expresiones de Pablo en Efesios 2:12-20. Por tanto, el siguiente diagrama que muestra la cronología para las 70 semanas de Daniel parece encajar mejor con los registros históricos y el texto de la Escritura:

70 Semanas (490 Años) B.C. = a.C. (Antes de Cristo) A.D. = d.C. (Después de Cristo)

==============

1. A menos que se indique de otra manera, todas las citas de las Escrituras han sido tomadas de La Biblia de Las Américas.

2. Con respecto a la fluctuación de un año para las fechas históricas dadas para los reinos de reyes antiguos, la discrepancia se basa en que si uno cuenta los años de ascensión o los años de no-ascensión. Dado que el primer año de un rey podía caer con frecuencia en el mismo año de calendario que el último año del rey anterior, para evitar el estar duplicando años entre el último año del reino del rey anterior y el año de la ascensión del nuevo rey, muchos registros históricos cuentan los años sin contar el “año de la ascensión” (o primer año) del rey subsecuente. Sin embargo, otros registros antiguos, especialmente aquellos en el sistema judío, cuentan el año de la ascensión. Y así, para acomodar ambas formas de contar los años de reinados, las fechas se dan frecuentemente con la variación de un año, e.g., 475/474 a.C o 465/464 a.C. respectivamente.

3.   **Véase las Sections XX and XXI of Suetonius, De Vita Caesarum, 2 Vols., trans. J. C. Rolfe (Cambridge, Mass: Harvard University Press, 1920), páginas 291-401 en http://legacy.fordham.edu/halsall/ancient/suet-tiberius-rolfe.asp o una traducción actualizada en inglés en The Twelve Caesars (Los Doce Césares): Gaius Suetonius Tranquillus, trans. Robert Graves, rev Michael Grant (London, England: Penguin Group, 1979), página 120, donde el antiguo historiador Suetonius anota que dos años después de las campañas militares de Tiberio en Germania e Ilírico que terminaron en el año 9 d.C., se le dio un control compartido de estas provincias junto con Augusto (entre el 11 o 12 d.C.). El erudito bíblico John McArthur también concuerda con el año 11 d.C. como el inicio del reino de Tiberio, notando la corregencia de Tiberio en su nota al pie de la página 67 de su obra en inglés One Perfect Life (Una Vida Perfecta), (Nashville, TN: Thomas Nelson, 2012). 

Print Friendly

This post is also available in: Portugués, Portugal Inglés