¿Estará la “gran muchedumbre” en la tierra cuando ocurra el Armagedón?

heavenlysunset

.:¿ESTARÁ LA “GRAN MUCHEDUMBRE” EN LA TIERRA CUANDO OCURRA EL ARMAGEDÓN?

Revelación (Apocalipsis) 7:9, 15: “…¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero,… Por eso están delante del trono de Dios; y le están rindiendo servicio sagrado día y noche en su templo…” —Traducción del Nuevo Mundo

Por muchos años, los testigos de Jehová han enseñado que la gran mayoría de sus seguidores resucitarán a la vida eterna sobre un Paraíso Terrenal y que únicamente un grupo selecto de 144,000 seguidores vivirán y reinarán con Jesucristo en el Cielo. Estos dos grupos de seguidores son llamados “la Clase Terrenal” y la “Clase Celestial.” La “Clase Terrenal” también es llamada las “Otras Ovejas” de Juan 10:16 y la “Gran Muchedumbre” de Revelación (Apocalipsis) 7:9, mientras que la “Clase Celestial” es llamada el “Rebaño Pequeño” de Lucas 12:32, la “Clase Ungida” de 2 Corintios 1:21-22 y “los 144,000” de Revelación (Apocalipsis) capítulos 7 y 14. Estos términos son utilizados con frecuencia para reforzar esta estructura dividida en dos clases dentro del sistema de creencias de la Organización Watchtower.

Este sistema dividido en dos clases es tan fundamental en las creencias de los testigos de Jehová, que las Escrituras son distorsionadas y reinterpretadas constantemente por ellos para apoyar esta ideología. Aún cuando no existe ni una sola Escritura que excluya de los privilegios del “Nuevo Pacto” a las personas que no se encuentren en el grupo de 144,000 de Apocalipsis 7 y 14, tales como ser “nacidos de nuevo” (Juan 3:3), ser “adoptados” espiritualmente en la familia de Dios (Romanos 8:14-16), ser participantes de la celebración del sacrificio redentor de Cristo llamado “Conmemoración” o “Cena del Señor,” ver a Jesús como su “mediador” (1 Timoteo 2:5), y la “esperanza” de la resurrección de vivir y reinar con Cristo en el Cielo; la Sociedad Watchtower impone un sistema de creencias opresivo que niega estos privilegios básicos del cristianismo a la mayoría de sus miembros. Del mismo modo, la Sociedad Watchtower rechaza la descripción literal que se da de los 144,000 en los dos únicos pasajes de las Escrituras que describen a este grupo, específicamente, Revelación 7:3-8 y 14:1-5. Las descripciones que los testigos de Jehová niegan y distorsionan por completo son las siguientes:

  • Los 144,000 son “sellados” en la tierra durante la Gran Tribulación (Revelación / Apocalipsis 7:1-4).
  • Los 144,000 son judíos procedentes de “toda tribu” de Israel 1.   (Revelación / Apocalipsis 7:4-8).
  • Los 144,000 estarán de pie con Jesús sobre el Monte de Sion cuando comience a gobernar la tierra (Revelación / Apocalipsis 14:1).
  • Los 144,000 son hombres “vírgenes” que “no se contaminaron con mujeres” (Revelación / Apocalipsis 14:4).

¿APOYA LA ESCRITURA UN SISTEMA DE CREENCIAS QUE CLASIFIQUE A LOS CREYENTES EN DOS CATEGORÍAS?

Es verdad que la Biblia habla de “dos facciones” o grupos de creyentes, pero estos grupos no se describen como una “Clase Celestial” ni “Clase Terrenal,” sino que habla de la diferencia entre los judíos “circuncidados” y las naciones no judías e “incircuncisos.” A lo largo del Nuevo Testamento, los judíos son identificados como las “ovejas perdidas” a las que Jesús se dirige con las Buenas Nuevas de su redención (Mateo 15:22-24). Incluso en algún momento Jesús mandó a sus seguidores que evitaran predicar el mensaje del Reino a las “naciones” o a los “Gentiles” (no judíos) (Mateo 10:5-7), para que los judíos tuvieran la oportunidad de aceptarlo y convertirse en la “luz de las naciones” que Dios les mandó ser para la salvación de toda la humanidad (Isaías 49:6; Hechos 13:47). No fue hasta que Dios le dio a Pedro la visión de la comida impura en Hechos 10, que Dios abrió la puerta para que los no-judíos recibieran las Buenas Nuevas del Reino (Hechos 11:18). Es por esto que el apóstol Pablo afirma:

“Por lo tanto, sigan recordando que en otro tiempo ustedes eran gente de las naciones en cuanto a la carne; “incircuncisión” eran llamados por lo que se llama “circuncisión”, hecha en la carne con las manos… que estaban en aquel mismo tiempo sin Cristo, alejados del estado de Israel y extraños a los pactos de la promesa, y no tenían esperanza, y estaban sin Dios en el mundo. Pero ahora, en unión con Cristo Jesús, ustedes los que en un tiempo estaban lejos han llegado a estar cerca por la sangre del Cristo. Porque él es nuestra paz, el que hizo de los dos grupos uno solo y destruyó el muro de en medio que los separaba.”— Efesios 2:11-14 2.

Por lo tanto, en el contexto de la Escritura, vemos que “dos grupos” o dos facciones de personas, se refiere estrictamente a la división entre los “judíos” y las “naciones” o los “Gentiles.” Jesús rompió esta división cuando pagó el precio en su “sangre” por el pecado de la humanidad y “destruyó el muro de en medio que los separaba” cuando juntó a sus “otras ovejas” de seguidores no-judíos con su “único” rebaño de creyentes judíos. Él hizo esto de acuerdo con su promesa en Juan 10:16:

“Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.”

¿ENSEÑA LA ESCRITURA QUE LA “GRAN MUCHEDUMBRE” VIVIRÁ PARA SIEMPRE SOBRE LA TIERRA?

Ya mencionamos que la Biblia NUNCA dice que los privilegios del “Nuevo Pacto” de una vida eterna en el Cielo excluyan a todos menos a un grupo selecto de 144.000 personas. Por el contrario, las Escrituras proclaman:

  • Sólo existe “una esperanza”, no “dos esperanzas” (una terrenal y otra celestial) (Efesios 4:4).
  • Muchos creyentes del Antiguo Testamento estarán en el Cielo (Mateo 8:11; Lucas 13:28; Hebreos 11:10, 16).
  • Toda persona debe “nacer de nuevo” para ver el Reino de Dios (Juan 3:3, 5).
  • Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios” (1 Juan 5:1).
  • La adopción espiritual es para “todos” los que son guiados por el Espíritu de Dios (Romanos 8:14-16).
  • Jesucristo es el “mediador” de toda la “humanidad” (1 Timoteo 2:5).
  • Los seguidores de Jesús son instruidos a que “coman la carne del Hijo del Hombre y beban su sangre” participando en la Cena del Señor simbólica para poder tener vida eterna (Juan 6:53).
  • La “Gran Muchedumbre” estará “delante del trono,” sirviendo a Dios “de día y de noche” en su templo en el Cielo, cuando ocurra Armagedón (Revelación / Apocalipsis 7:9, 15; 16:16-17).
  • “Después de estas cosas oí lo que era como una voz fuerte de una gran muchedumbre en el cielo” (Revelación / Apocalipsis 19:1).

Observe que NINGUNA condición en estos pasajes asigna los términos “todo” o “todos” a un grupo selecto de tan sólo 144,000 creyentes. Más bien, estas promesas están abiertas a “todo” aquel que crea. Además, si los 144,000 han de ser “sellados” (protegidos) de la ira de la tribulación de Dios que aún no ha enviado sobre la tierra, como se describe claramente en Revelación 7:3, ¿cómo pudo este grupo haber vivido durante el primer siglo, cuando las promesas del Nuevo Pacto fueron dadas a los seguidores de Jesús? De esta manera, cuando se toma en cuenta todo el contexto de las Escrituras, el sistema de creencias de dos clases de los testigos de Jehová es claramente imposible de mantener en base al texto de la Biblia.

¿POR QUÉ LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ TEMEN AL ARMAGEDÓN?

Y como si la negación de los privilegios básicos del Nuevo Pacto cristiano por parte de la Sociedad Watchtower no fuera suficiente, la Sociedad da un paso más allá para inculcar un temor profundo a la ira de Dios que será derramada sobre la humanidad malvada durante la Gran Tribulación y la Batalla del Armagedón que se describen en Apocalipsis capítulo 16.

Aún cuando 1 Tesalonicenses 5:9 promete a los cristianos que: “…porque Dios no nos asignó a la ira, sino a la adquisición de salvación mediante nuestro Señor Jesucristo,” los testigos de Jehová creen que Jehová Dios someterá a prueba su la lealtad haciéndoles soportar su ira durante todo el período de Tribulación y la Batalla del Armagedón. Se les dice a los testigos de Jehová que la única manera en que pueden tener una oportunidad de sobrevivir este “final” terrible de los gobiernos mundiales es sirviendo fielmente a la Organización Watchtower con la esperanza de que Jehová tendrá misericordia de sus vidas cuando traiga su juicio.

Estos temores están completamente infundados porque los 144,000 no tan sólo serán “sellados” para no experimentar la ira de Dios de Revelación 7:3, sino que la “Gran Muchedumbre” será protegida también, porque el “Hijo del Hombre” (Jesús) enviará sus ángeles para reunir a sus seguidores y llevarlos al Cielo antes que su juicio final llegue la tierra.

“…y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y él enviará sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él desde los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta su otro extremo.”—Mateo 24:30-31

Por lo tanto, inmediatamente después de que los 144,000 son sellados en Revelación (Apocalipsis) 7:4-8, leemos que el lugar donde se encuentra la “Gran Muchedumbre” es “delante del trono” de Dios en el Cielo:

“Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos.”—Revelación 7:9

El versículo 11 de Revelación 7 explica la ubicación de esta “gran muchedumbre” cuando habla de “todos los ángeles” que, al igual que la “gran muchedumbre,” están adorando “delante del trono.” Además, la “gran muchedumbre” está identificada en el versículo 14 como “los que salen de la gran tribulación,” todo lo cual ocurre ANTES DEL Armagedón de Apocalipsis 16. Del mismo modo, Revelación 7:15 proclama audazmente:

Por eso están delante del trono de Dios; y le están rindiendo servicio sagrado día y noche en su templo; y El que está sentado en el trono extenderá su tienda sobre ellos.”

Este “templo” en realidad está “en el Cielo,” como se explica en Revelación 11:19:

“Y fue abierto el [santuario del] templo de Dios que está en el cielo, y se vio en [el santuario de] su templo el arca de su pacto. Y ocurrieron relámpagos y voces y truenos y un terremoto y un granizo grande.”

Como resultado, los miembros de la “gran muchedumbre” de Revelación 19:1 ¡tienen una razón para regocijarse “en el cielo”!

“Después de estas cosas oí lo que era como una voz fuerte de una gran muchedumbre en el cielo. Decían: “¡Alaben a Jah! La salvación y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios. ”

Al intentar evitar las implicaciones claras de la frase “gran multitud en el cielo” de Revelación 19:1, algunos testigos de Jehová discuten que esta “gran multitud” debe ser una gran multitud de “ángeles” en lugar de seres humanos. Sin embargo, vale la pena comentar que esta “gran muchedumbre en el cielo” está cantando acerca de la “salvación” de “nuestro Dios.” Nosotros preguntamos, ¿cómo podrían estos ángeles estar cantando acerca de su “salvación,” cuando los seres humanos son las únicas criaturas a las que Dios salva? Dado que los ángeles en el cielo no tienen una redención o “salvación” de la cual cantar porque nunca han pecado, y a los ángeles caídos no se les ofrece ninguna redención, los argumentos de los testigos de Jehová nuevamente no pasan la prueba de las Escrituras. Vemos que con la “gran muchedumbre” estando “en el cielo,” sirviendo “de día y de noche” en el “templo” de Dios, y cantando de la “salvación” de “nuestro Dios,” el temor al Armagedón de la Watchtower no tiene sustento alguno.

LOS ARGUMENTOS DE LA ORGANIZACIÓN WATCHTOWER EN CONTRA DE REVELACIÓN 7:15 PUESTOS AL DESCUBIERTO:

La Watchtower constantemente ha ofrecido varios argumentos para tratar de reconciliar sus creencias contradictorias con el texto Bíblico de Revelación 7:15. La publicación de La Atalaya del 1 de mayo de 2002 admitió que uno de los argumentos que la Sociedad había dado por muchos años era la idea de que “la gran muchedumbre adora a Jehová en uno de los patios terrestres de su gran templo espiritual, específicamente en el equivalente actual del patio exterior del templo de Salomón.” Este artículo también proporcionó varios puntos de nueva luz que refutaban sus afirmaciones anteriores acerca del templo, en el sentido de que era “un patio terrenal” o el “atrio de los gentiles.” Ellos notaron que:

“…la palabra griega (hi·e·rón) que se traduce “templo” y que se emplea con respecto al atrio de los gentiles “se refiere a todo el complejo, y no específicamente al edificio del templo” …Sin embargo, es más específica la palabra griega (na·ós) que se traduce ‘templo’ en la visión que tuvo Juan de la gran muchedumbre. En el contexto del templo de Jerusalén, por lo general se refiere al Santo de los Santos, al edificio del templo o al recinto del templo. A veces se traduce ‘santuario’ (Mateo 27:5, 51; Lucas 1:9, 21; Juan 2:20). … Ahora bien, el anciano celestial dijo a Juan que la gran muchedumbre se halla realmente en el templo, no en alguna zona fuera de este que se considere el atrio de los gentiles en sentido espiritual.”—La Atalaya, 1 de mayo, 2002, pp. 30-31

A primera vista, pareciera que la Sociedad Watchtower finalmente admitió el error de su razonamiento en contra de que la “gran muchedumbre” se encuentra sirviendo en el atrio interior del templo Celestial, y admitieron que sus argumentos no se pueden reconciliar con el texto bíblico de Revelación 7:15. Sin embargo, a pesar de la evidencia que proporcionan para la palabra griega (na-os’)traducida como “templo” en Revelación 7:15 lo cual significa “santuario” o “Lugar Santísimo” (que únicamente se puede referir a la porción más interna del Templo y por lo tanto debe estar en el cielo), ellos se niegan a aceptar esta evidencia y obstinadamente se aferran a su afirmación defectuosa de que:

“…quienes componen la gran muchedumbre no se hallan en el patio interior del gran templo espiritual de Jehová…”—La Atalaya, 1 de mayo, 2002, p. 31

Sin embargo, no tan sólo vemos en Revelación 7:15 que la “gran multitud” está sirviendo a Jehová “de día y de noche” en el “Lugar Santísimo” del templo de Dios “en el cielo,” sino que se puede leer que la posición que ocupan “delante del trono y delante del Cordero” (Revelación 7:9) es la misma que la de los ángeles adorando “alrededor del trono” (Revelación 7:11). Por lo tanto, sólo podemos concluir que la “gran muchedumbre” se encontrará “en el Cielo” para el momento en que leemos que sucederán todas aquellas terribles cosas a aquellos que rechacen el plan de salvación de Dios en Jesucristo. Efectivamente, esto es lo que Revelación 7:15-17 dice acerca del placer que disfrutará la “gran muchedumbre” estando “en el Cielo” mientras que el Armagedón estalla sobre la tierra:

Por eso están delante del trono de Dios; y le están rindiendo servicio sagrado día y noche en su templo; y El que está sentado en el trono extenderá su tienda sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni tendrán más sed, ni los batirá el sol ni ningún calor abrasador, porque el Cordero, que está en medio del trono, los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida. Y Dios limpiará toda lágrima de los ojos de ellos.”—Revelación 7:15-17

SI TODOS ESTARÁN EN EL CIELO, ¿QUIÉN VIVIRÁ EN LA TIERRA?

Durante el reinado de Cristo de 1,000 años, los no creyentes que sobrevivan a la Gran Tribulación y Batalla de Armagedón, vivirán sobre la tierra con sus cuerpos mortales y engendrarán hijos que tendrán la oportunidad de escuchar las buenas nuevas acerca del sacrificio expiatorio de Jesús y el don de la vida eterna. Aquellos que reciban este don de manera personal pidiéndole a Jesús que sea su Señor y Salvador resucitarán a la vida celestial después de la muerte. Por lo tanto, los creyentes cristianos que estén el cielo gobernarán sobre no-cristianos aquí en la tierra durante los 1,000 años del reino de Cristo.

Después del reino de 1,000 años de Cristo, Dios creará un Cielo Nuevo y una Tierra Nueva en la cual la Nueva Jerusalén trascenderá entre el Cielo y la Tierra (2 Pedro 3:7, 10-13; Apocalipsis 21). Dado que Jesús era capaz de viajar entre el cielo y la tierra actual (Hechos 1:11) y ya que los cuerpos resucitados que los cristianos recibirán serán semejantes al cuerpo de Cristo (Filipenses 3:20-21), es sensato concluir que todos los creyentes cristianos serán capaces de viajar entre la Tierra Nueva y el Cielo Nuevo, disfrutando de ambos lugares.

PARA MAYOR INFORMACIÓN VEA:

bullets ¿QUÉ SUCEDERÍA SI LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ TUVIERAN LA RAZÓN ACERCA DEL ARMAGEDÓN?

===========

1. Nota: Las Tribus de Dan y Efraín no están incluidas en esta lista porque Dan fue culpable de idolatría en Levítico 24:11; Jueces 18:1, 30; y 1 Reyes 12:28-30; y Efraín fue culpable de idolatría en Oseas 4:17 y Jueces 17.  Por eso, las tribus de José y Manasés substituyeron a estas dos tribus en Apocalipsis 7:5-8.
2. Todas las Escrituras han sido tomadas de la Biblia de los testigos de Jehová, La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras.

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Portugués, Portugal Checo Inglés Spanish