Éxodo 3:14 y Juan 8:58 – el gran “Yo Soy”

¡Sí, Usted Debería Creer en la Trinidad!

¿DEBERÍA TRADUCIRSE ÉXODO 3:14 Y JUAN 8:58 COMO “YO SOY” O COMO “YO RESULTARÉ SER” Y “YO HE SIDO”?

Por Justin T. Alfred, MA 1.

LA BIBLIA DE LAS AMÉRICAS

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO

ÉXODO 3:14: “Y dijo Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y añadió: Así dirás a los hijos de Israel: ‘YO SOY me ha enviado a vosotros.” ’ ” ÉXODO 3:14: “Ante esto, Dios dijo a Moisés: “YO RESULTARÉ SER LO QUE RESULTARÉ SER”. Y añadió: “Esto es lo que has de decir a los hijos de Israel: ‘YO RESULTARÉ SER me ha enviado a ustedes’ ”2.
JUAN 8:58: “Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy.” JUAN 8:58: “Jesús les dijo: ‘Muy verdaderamente les digo: Antes que Abrahán llegara a existir, yo he sido.’ ”

La identidad de la afirmación de Jesús en Juan 8:58 comparada con la revelación que Dios hace de Sí mismo en Éxodo 3:14 es el tema primordial de Juan 8:58. El argumento presentado por la Traducción Interlineal del Reino de las Escrituras Griegas es el siguiente: Continuar leyendo “Éxodo 3:14 y Juan 8:58 – el gran “Yo Soy””

Print Friendly, PDF & Email

¿Cómo puedo uno creer que Jesús es Dios?

Jesús de los testigos de Jehová.:Carta de un testigo de Jehová. “¿Cómo puede uno creer que Jesús es Dios?”

Yo soy un miembro de los testigos de Jehová. Sin embargo, antes de haber estudiado con los testigos de Jehová, descubrí que la Biblia enseña que Jesús no es Dios todopoderoso, ni es parte de la Trinidad. No veo la igualdad del Padre e Hijo. El Hijo fue tentado por el Diablo (Mateo 4:1), mientras que Dios no puede ser tentado por el mal (Santiago 1:13). Si el Hijo fuera Dios, ¿cómo pudiera existir alguna tentación real al ofrecer a Dios algo de regreso lo cual Él mismo ya había entregado a Satanás (Mateo 4:8-9)? El Hijo no sabe el día ni la hora, sólo el Padre lo sabe (Mateo 24:36). La voluntad del Hijo es distinta y puede ser diferente a la voluntad del Padre (Mateo 26:39). El Hijo solo puede hacer lo que ve que el Padre hace (Juan 5:19), mientras que Dios puede hacer todo (Mateo 19:26). El Hijo solo tiene el poder y la autoridad que le “fue dada” por el Padre (Mateo 28:18), y el Hijo renunciará a ese poder en el futuro (1 Corintios 15:24-28). Por encima de todo, el Hijo dice que el Padre es “mayor” que Él y que su Padre es su “Dios”. Si el Hijo tiene un Dios, ¿cómo puede Él mismo ser Dios? Hay mucho más que podría escribir, pero esto ciertamente es una convicción más allá de una duda responsable, ¿o no? Que Jehová, el “Rey sobre todos los [demás] dioses” les bendiga. –Salmo 95:3

NUESTRA RESPUESTA:

Gracias por haberte tomado el tiempo para comunicarte con nosotros con respecto a tu convicción de que Jesús no es Dios. Realmente es una tarea admirable el buscar ser un verdadero “testigo” de Jehová a través del estudio para poder defender correctamente la identidad de este único y verdadero Dios (Juan 17:3; 1 Juan 5:20). Tu evaluación meticulosa de la Escritura en cuanto a esto es digna de admiración. Continuar leyendo “¿Cómo puedo uno creer que Jesús es Dios?”

Print Friendly, PDF & Email

Apocalipsis 3:12 – ¿Cómo compruebo que Jesús es Dios?

Yes, You Should Believe in the Trinity bookAPOCALIPSIS 3:12 – ¿CÓMO COMPRUEBO QUE JESÚS ES ‘DIOS’ CUANDO ÉL LE DICE ‘MI DIOS’AL PADRE?

“En su sitio Web he leído acerca de cómo responder a las personas que razonan que Jesús no puede ser Dios debido a que Él le dice ‘Mi Dios’ al Padre en Juan 20:17. Entiendo cómo explicar que cuando Jesús le dice ‘Mi Dios’ al Padre en Juan, lo estaba diciendo como un ‘hombre’ porque estaba bajo las limitaciones de su humanidad, pero aquí en Apocalipsis 3:12, Jesús le está diciendo ‘Dios’ al Padre desde el Cielo. Dado que en este momento Jesús está glorificado como Dios, ¿por qué continua diciéndole ‘Mi Dios’ al Padre?”

NUESTRA RESPUESTA:

Querido amigo,

Tienes razón en que en muchas instancias donde Jesús le dice “Mi Dios” al Padre en la tierra, lo hace desde su perspectiva humana, pero aquí en Apocalipsis, Él está hablando como Dios mismo. Además de la humanidad de Jesús, existe otro aspecto en el cual el Padre es el “Dios” de Jesús, y se encuentra en el área de su sumisión a la voluntad del Padre. Jesús siempre ha estado y siempre estará bajo la autoridad del Padre porque así es como funciona la Trinidad, tal como lo explica 1 Corintios 15:28: Continuar leyendo “Apocalipsis 3:12 – ¿Cómo compruebo que Jesús es Dios?”

Print Friendly, PDF & Email

La oración a Jesús: Juan 14:14 ¿Dijo Jesús “si me pedís algo” o “si pedís algo”? – Capítulo 10 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¡Sí, Usted Debería Creer En La Trinidad!

Ver la Tabla de contenido de ¡SÍ, USTED DEBERÍA CREER EN LA TRINIDAD! Una respuesta, página por página, al folleto de la Sociedad Watchtower

JUAN 14:14 — ¿DIJO JESÚS “SI ME PEDÍS ALGO” O “SI PEDÍS ALGO”? — ¿Juan 14:14 indica que los cristianos deben orar directamente a Jesús?

BIBLIA DE LAS AMÉRICAS:
JUAN 14:14: “Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.”

TRADUCCIÓN INTERLINEAL DEL REINO
TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO
JUAN 14:14: : “Si alguna vez cualquier cosa ustedes me pidieran en nombre de eso yo haré.”
JUAN 14:14: “Si ustedes piden algo en mi nombre, lo haré.”

Tanto los cristianos como los testigos de Jehová están de acuerdo en que si Jesús no fuera Dios, no se le debe orar, porque la oración es una forma de adoración. Sin embargo, cuando vemos que las Escrituras apoyan la idea de que Jesús es digno de recibir oración y adoración, debemos concluir que Jesús es realmente Dios por naturaleza. Por eso, el concepto de las Escrituras de que Jesús recibe oración, es muy combatido por los testigos de Jehová, quienes sostienen que tal práctica no existe en las Escrituras. Continuar leyendo “La oración a Jesús: Juan 14:14 ¿Dijo Jesús “si me pedís algo” o “si pedís algo”? – Capítulo 10 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!”

Print Friendly, PDF & Email

Preguntas para los testigos de Jehová acerca del Dios verdadero y la Trinidad – Capítulo 13 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¡Sí, Usted Debería Creer En La Trinidad!Ver la Tabla de contenido de ¡SÍ, USTED DEBERÍA CREER EN LA TRINIDAD! Una respuesta, página por página, al folleto de la Sociedad Watchtower

—Presentando la Deidad de Cristo y la Personalidad del Espíritu Santo

1. ¿Cuántos Dioses verdaderos existen?

  • Juan 17:3: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.” **

2.  Satanás, ¿es un dios verdadero o falso? ¿Los demonios creen que él sea un dios?

  • 2 Corintios 4:4: “entre quienes el dios de este sistema de cosas ha cegado las mentes de los incrédulos…”
  • Santiago 2:19: “Tú crees que hay un solo Dios, ¿verdad? Haces bastante bien. Y sin embargo los demonios creen y se estremecen.”

3.  De modo que, si los demonios no consideran que Satanás es un dios real, ¿por qué es llamado “el dios” de este mundo? ¿No estás de acuerdo en que estos seres que son llamados “dioses” no son realmente dioses, sino dioses falsos? Continuar leyendo “Preguntas para los testigos de Jehová acerca del Dios verdadero y la Trinidad – Capítulo 13 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!”

Print Friendly, PDF & Email

10 Preguntas para los testigos de Jehová acerca del folleto de la Trinidad de la Watchtower titulado “¿debería creer usted en la Trinidad?” – Capítulo 12 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¡Sí, Usted Debería Creer En La Trinidad!Ver la Tabla de contenido de ¡SÍ, USTED DEBERÍA CREER EN LA TRINIDAD! Una respuesta, página por página, al folleto de la Sociedad Watchtower

La mayoría de las objeciones que los testigos de Jehová ponen en contra de la doctrina de la Trinidad se pueden contestar al definir correctamente dicha doctrina. Por ejemplo, muchos de los testigos de Jehová piensan que cuando los cristianos declaran que Jesús es “Dios”, están declarando que Él es la misma Persona que el Padre. Se puede corregir fácilmente este malentendido al citar el Credo de Atanasio, el Credo más autoritario que el cristianismo ha utilizado por muchos siglos para definir a la Trinidad.  Este demuestra cómo el Hijo es una “Persona” distinta a la “Persona” del Padre, sin embargo es “un Dios” con el Padre:

“Porque una es la persona del Padre, otra la del Hijo, otra la del Espíritu Santo… Del mismo modo el Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios. Y con todo eso no son tres Dioses, mas un Dios.” (PDF en inglés)

Entonces, cuando Jesús estaba orando al Padre, Él no estaba orando a sí mismo, sino a la Persona del Padre quien es tanto “Dios” por naturaleza como Jesús también es “Dios”. Otro concepto falso que los testigos de Jehová aceptan es la idea de que, puesto que “en esta Trinidad, nadie es antes o después, nadie es mayor o menor”, Jesús no pudo haber dicho en Juan 14:28: “el padre es más grande que yo”. Esta objeción se puede contestar fácilmente con la siguiente declaración que se encuentra en el Credo: “Igual al Padre según su Deidad, é inferior al Padre según su Humanidad.”  Por lo tanto, muchas de las ocasiones donde Jesús actuó bajo las limitaciones de su humanidad, en realidad el Padre tenía una postura “mayor” a la que Él tenía, pero esto no comprueba que Jesús, en su naturaleza de Dios, es menos “Dios” como lo es Dios el Padre.

Continuar leyendo “10 Preguntas para los testigos de Jehová acerca del folleto de la Trinidad de la Watchtower titulado “¿debería creer usted en la Trinidad?” – Capítulo 12 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!”

Print Friendly, PDF & Email

“Adore a Dios según sus condiciones” – Capítulo 8 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¡Jesús es Dios! – Capítulo 7 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

El Espíritu Santo: ¿Una persona o una fuerza? – Capítulo 6 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¿Es Jesús inferior a Dios? – Capítulo 5 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¿Raíces paganas de la Trinidad? – Capítulo 3 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

Origen histórico – Capítulo 2 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

Definiendo la Trinidad – Capítulo 1 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

Por qué usted debería creer en ella – Intro – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

 ¡Sí, Usted Debería Creer en la Trinidad! conexion Ver la Tabla de contenido de ¡SÍ, USTED DEBERÍA CREER EN LA TRINIDAD! Una respuesta, página por página, al folleto de la Sociedad Watchtower

 INTRODUCCIÓN: POR QUÉ USTED DEBERÍA CREER EN ELLA

Se ha dicho con frecuencia que toda herejía teológica comienza con un concepto erróneo de la naturaleza de Dios. Por lo tanto, es de suma importancia que tengamos un entendimiento claro y preciso de la naturaleza de Dios y de la identidad de Jesucristo, pues las Escrituras declaran:

“¿CREE usted en la Trinidad? En la cristianismo, la mayoría de la gente cree en ella. Después de todo, por siglos ha sido la doctrina central de las iglesias… ¿Por qué deberíamos considerar con más que interés pasajero un asunto como este? Porque Jesús mismo dijo: “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo”. Esas palabras muestran que todo nuestro futuro gira en torno de que sepamos cuál es la verdadera naturaleza de Dios, y eso significa llegar a las raíces de la controversia sobre la Trinidad.”—¿Debería creer usted en la Trinidad?, 1989, p. 3

 

“Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis.” —2 Corintios 11:3-4

“Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.”—1 Corintios 3:11

“Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.”—Juan 8:24

En Juan 8:24, Jesús proclama cuán serio es no creer que Él es quien dice ser. Él afirma: “…porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.” Así, Jesús está literalmente proclamando que Él es el “YO SOY” de Éxodo 3:14: “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.” Esto es significativo cuando consideramos el hecho de que las Escrituras también declaran que debemos invocar el nombre de Jesús para poder “borrar” nuestros pecados:

“Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre…. a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro.”—Hechos 22:16; 1 Corintios 1:2.

¿Qué significa “invocar el nombre de Jehová” (Romanos 10:13, TNM)? Todo testigo de Jehová daría testimonio de que cuando las Escrituras afirman que debemos invocar el nombre de Jehová, estamos dirigiendo nuestras oraciones directamente a Jehová Dios. Del mismo modo, si alguien dijera que está “invocando al diablo,” estaría proclamando que está orando a Satanás. Por lo tanto, cuando las Escrituras afirman que debemos “invocar el nombre de nuestro Señor Jesucristo” para que nuestros pecados sean perdonados, literalmente nos está obligando a dirigir nuestras oraciones directamente a Jesús, para pedirle que sea nuestro Señor y Salvador (Romanos 10:9).

Lo que lleva a una persona a tener una verdadera relación con Cristo, no es tan sólo “tomar conocimiento” acerca del Padre y de Jesús. En Juan 17:3 se afirma, “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” El Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y Nuevo Testamento exhaustivo de Vine denota que la palabra griega que se traduce como “conocer” (ginwskw—ginosko) en este pasaje, “indica frecuentemente una relación entre la persona que ‘conoce’ y el objeto conocido; en este aspecto, lo que es ‘conocido’ es de valor e importancia para aquel que conoce, y de allí el establecimiento de una relación…. tal conocimiento se obtiene no por una mera actividad intelectual, sino por la operación del Espíritu Santo como consecuencia de haber recibido a Cristo.”1. Esto se ilustra con la siguiente historia verídica:

Un día en 1860, una gran multitud se reunió para observar al famoso equilibrista Blondin cruzar las Cataratas del Niágara. Era un trayecto de poco más de 300 metros, casi 50 metros por encima de las rugientes aguas. La multitud seguía cada movimiento con suspenso. Paso a paso avanzó hacia delante. La gente en la orilla reaccionaba nerviosamente ante cada movimiento repentino de la vara de equilibrio. Pero sus temores y dudas fueron innecesarios; el gran Blondin no sólo cruzó las cataratas a salvo, sino que regresó del mismo modo—para alivio y admiración de la gente.

Volviéndose al público, él hizo luego una oferta sensacional. Cruzaría nuevamente las cataratas, pero esta vez ¡con alguien sobre su espalda! ¿Quién deseaba ir? Nadie se precipitó a aceptar la oferta. Escogiendo a alguien al azar, Blondin le preguntó, “¿Crees que soy capaz de llevarte cargando hasta el otro lado?” “Sí, señor,” respondió el hombre sin dudarlo. “Bueno, entonces, vamos,” urgió Blondin.  “¡Jamás!”—contestó él, desapareciendo entre la multitud.

Y prosiguió así. Uno tras otro expresó gran confianza en el equilibrista, pero ninguno consentía en dejarse llevar hasta el otro lado. Finalmente un joven caminó hacia al frente de la multitud. Blondin repitió su pregunta: “¿Crees que puedo llevarte al otro lado sano y salvo?” “Sí, lo creo.” “¿Estás dispuesto a permitírmelo?” “De hecho, sí lo estoy.”

El joven se subió en la espalda del experto. Blondin se subió a la cuerda, hizo una breve pausa y luego cruzó las cataratas sin dificultad. Había muchos en la multitud que creían que Blondin podía hacerlo. Pero sólo hubo uno que estuvo dispuesto a confiar que lo hiciera.

Una cosa es creer una serie de hechos con respecto a una persona; otra cosa muy diferente es poner tu confianza en tal persona. Por ejemplo, hay muchos que creen en los hechos básicos acerca del Señor Jesucristo: Que es el eterno Hijo de Dios, vivió una vida perfecta, sin pecado, pagó el precio no sólo por el pecado Adánico, sino por todos nuestros pecados personales (1 Pedro 2:24), resucitó y regresó al cielo. Muchos creen que Jesús nos ofrece el “regalo gratuito” de la vida eterna (Romanos 6:23), y que nos ofrece su perfección a cambio de todos nuestros pecados personales (Colosenses 3:3), aún así, nunca se han dirigido directamente a Jesús para pedirle Su justicia (Hechos 22:16).  Muchos creen que Jesús puede salvarlos, pero no permiten que lo haga. Toda persona necesita estar dispuesta a “subirse a la espalda de Jesús” para permitirle a Él que le lleve, por sobre el abismo del pecado, a la presencia del Padre, vestido únicamente con la justicia de Cristo.

“Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás… Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala.” —Zacarías 3:1-4

El creer en determinados hechos acerca del Padre y de Jesús, asistir regularmente a las reuniones y servir en el campo misionero2., no hace que una persona tenga una relación adecuada con Jehová Dios, así como el permanecer en una cochera no hace de una persona un automóvil.

Para que una persona pueda tener una relación adecuada con Cristo, debe primeramente reconocer que está bajo una doble condenación a muerte, no sólo por el pecado adánico, sino también por todos sus pecados personales, y que no hay nada que pueda hacer para merecer la aprobación de Jehová Dios (Efesios 2:8-9), pues “todos nuestros actos de justicia son como trapos de inmundicia.” ante los ojos de Jehová (Isaías 64:6). Entonces, tal persona debe transferir su confianza a Cristo.

Así como el hombre que cruzó la cuerda sobre Blondin tuvo que depositar todo su peso sobre la espalda de este y dejar que él le llevara hasta el otro lado, así también nosotros debemos poner toda nuestra confianza únicamente en Cristo. Si el hombre que cruzó la cuerda sobre la espalda de Blondin hubiera insistido en “hacer su parte,” caminando tras Blondin en lugar de permitir que Blondin le cargara, seguramente hubiese caído.

Del mismo modo, debemos confiar únicamente en Cristo o “[caeremos] de la gracia” (Gálatas 5:4), porque “todos ofendemos muchas veces” (Santiago 3:2). “Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.” (Romanos 3:23) Únicamente las personas que se han dirigido directamente a Jesús para pedirle que les imparta su justicia a cambio de sus pecados (Hebreos 10:10, 14) son aquellos que han transferido su confianza completa a Él y, como resultado, han llegado a tener una relación personal con Cristo. Es mi oración que, al leer este libro, no tan sólo crezcas en tu conocimiento de Dios, sino que tu relación con Cristo se profundice como resultado de un mayor entendimiento de “nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13).

Este libro ha sido escrito para proporcionar una respuesta bíblica detallada y bien documentada a los argumentos en contra de la Trinidad que la Sociedad Watchtower ha publicado en su folleto “¿Debería creer usted en la Trinidad?” Mientras que los capítulos de este libro corresponden con las secciones más importantes del folleto de la Sociedad, lo que viene a continuación es un análisis, página por página, de las afirmaciones de la Sociedad, junto con la documentación de apoyo, la cual demuestra la engañosa y mala representación de la Sociedad con respecto a muchos hechos referentes a la doctrina de la Trinidad.

bullets PROXIMO CAPITULO

============

1. Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y Nuevo Testamento exhaustivo de Vine, 1999, Editorial Caribe, una división de Thomas Nelson, p. 190
2. “Servicio del campo” es el término de la Watchtower para referirse al ir puerta a puerta.

Print Friendly, PDF & Email

¿Quién debemos orar para? – ¿El padre o el hijo? – Capítulo 9 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¡Sí, Usted Debería Creer En La Trinidad!

Ver la Tabla de contenido de ¡SÍ, USTED DEBERÍA CREER EN LA TRINIDAD! Una respuesta, página por página, al folleto de la Sociedad Watchtower

.:¿DEBERÍAMOS ORAR DIRECTAMENTE A JESÚS? — Si se nos anima a orar a Jesús, ¿cuándo deberíamos orar al Padre?

 

“Leí el versículo de Hechos 7:59 que ustedes citaron en su sitio Web para apoyar la idea de que podemos orar directamente a Jesús, pero aún no me siento seguro de esto porque me han enseñado a orar a Jehová el Padre y no a Jesús el Hijo. ¿Pueden por favor enviarme más Escrituras que expliquen por qué podemos orar a Jesús? Además, si supuestamente debemos orar directamente a Jesús, ¿qué me pueden decir acerca de la oración del Señor donde Jesús nos enseñó a orar diciendo: ‘Padre Nuestro…’? Puesto que Jesús mismo nos enseñó a orar al Padre, ¿por qué deberíamos orarle a Jesús?”

NUESTRA RESPUESTA:

Querido amigo,

Estamos de acuerdo contigo en que la oración es una manera de adoración que pertenece exclusivamente a Jehová, el Dios verdadero. Por lo tanto, cuando vemos versículos como Hechos 7:59 donde Esteban dijo: “Señor Jesús, recibe mi espíritu,”1.  concluimos que las Escrituras elevan a Jesús al nivel de Jehová Dios porque no tan sólo recibe oración, sino que también es adorado junto con el Padre (ver Revelación 5:11-14). Sin embargo, los testigos de Jehová discuten con frecuencia que este versículo de Hechos 7:59 no apoya la idea de “oración” porque unos versículos antes, Esteban vio a Jesús en una visión. Ellos sostienen que Esteban sólo estaba hablando con Jesús como lo hubiera hecho con cualquier otro ser que se le hubiera aparecido (cómo cuando el ángel Gabriel le habló a Daniel en una visión en Daniel 9:21-22). Continuar leyendo “¿Quién debemos orar para? – ¿El padre o el hijo? – Capítulo 9 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!”

Print Friendly, PDF & Email

Cómo debatir la deidad de Jesucristo con un testigo de Jehová – Capítulo 11 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!

¡Sí, Usted Debería Creer En La Trinidad!

 Ver la Tabla de contenido de ¡SÍ, USTED DEBERÍA CREER EN LA TRINIDAD! Una respuesta, página por página, al folleto de la Sociedad Watchtower

Te has sentido alguna vez desanimado después de haber mostrado los textos de la Biblia que normalmente se citan para probar la Deidad de Jesús y la Trinidad, y como resultado ver poco convencido a tu amigo que es un testigo de Jehová? Existen tres razones para esto:

  1. CONCEPTOS EQUIVOCADOS CON RESPECTO A LA TRINIDAD: Los testigos de Jehová tienen muchos conceptos equivocados con respecto a lo que los cristianos creen acerca de la Deidad de Cristo y un Dios Trino.  Debemos dirigirnos a sus ideas equivocadas y tratar con los versículos que ellos usan como referencia para sostener su postura, antes de que puedan captar adecuadamente el respaldo bíblico que nosotros tenemos para nuestra postura.
  1. FALSA AUTORIDAD: Los testigos de Jehová creen que los líderes de su organización (Watchtower) son asignados por Dios para actuar como sus representantes supremos en la tierra. Para mantener una buena posición con la organización, a ellos se les manda aceptar, sin preguntas, todas las creencias y políticas presentadas por sus líderes.  De este modo, cuando la simple lectura de un pasaje de las Escrituras contradice alguna de las creencias doctrinales sostenidas por sus líderes, ellos cuestionarán su propia habilidad para entender el significado de ese pasaje de las Escrituras, antes de cuestionar la creencia en sí. Debemos pues menoscabar la confianza que ellos tienen en sus líderes antes de que puedan ser libres para aceptar la llana y simple interpretación de los pasajes de las Escrituras que difieren de lo que a ellos les ha enseñado. 
  1. CEGUERA ESPIRITUAL: Satanás, “el dios de este mundo,” ha cegado el entendimiento de los testigos de Jehová para que no puedan ver a “Cristo, el cual es la imagen de Dios.” (2 Corintios 4:4). Debemos recordar que nos encontramos involucrados en una batalla espiritual por sus mentes y corazones. Esta batalla va más allá de la simple comprensión intelectual.  Debemos implorarle al Espíritu del Dios viviente para que los libere, de manera que puedan decir: “¡Jesús es verdaderamente el Señor, Jehová!” (ver 1 Corintios 12:3).

Los siguientes pasos te guiarán para poder presentar eficazmente la Deidad de Jesucristo en términos que tu amigo que es testigo de Jehová será capaz de captar.  Aún cuando no hay ninguna garantía de que él o ella se convencerá con los conceptos que presentamos aquí, en nuestro ministerio dirigido a los testigos de Jehová, hemos encontrado que estos pasos son esenciales para quebrantar aquellos razonamientos incorrectos que los testigos de Jehová han aceptado como ciertos en cuanto a estos temas:

  Paso 1: Adquiere un entendimiento preciso de la doctrina de la Trinidad.
  Paso 2: Enfatiza que Jesús no es el Padre.
  Paso 3: Usa una analogía humana para explicar la relación de Jesús con el Padre.
  Paso 4: Habla acerca de las limitaciones de la humanidad de Jesús en relación a su naturaleza Divina.
  Paso 5: Prueba cómo la sumisión a la autoridad no afecta la naturaleza.
  Paso 6: Presenta textos de las Escrituras que prueben la Deidad de Cristo y la Trinidad.
  Paso 7: Remueve la Barrera de autoridad de la Organización Watchtower.

1. Adquiere un entendimiento preciso de la doctrina de la Trinidad. Antes de que podamos defender la doctrina de la Trinidad y la Deidad de Jesucristo de manera adecuada, debemos tener una comprensión precisa de lo que la Trinidad es y de lo que no es.

La Trinidad es el concepto que dice que las tres personas mencionadas en la Biblia: El Padre, el Hijo (i.e., Jesús) y el Espíritu Santo son un sólo Dios.  Este Dios Trino es llamado “Jehová” en el Antiguo Testamento y “Señor” en el Nuevo Testamento.  Cada persona de la Divinidad es distinta en su personalidad, aún cuando cada uno es igual en naturaleza y eterno en sustancia eterna no creada. Juntas como el único e incomparable Dios verdadero, ellos existen, crean y gobiernan juntos este  mundo presente. Existe una jerarquía funcional que existe entre los miembros de este Dios Trino.  El Padre, siendo la persona suprema en autoridad, envió a su “Hijo” Jesucristo a redimir a la humanidad, y el Hijo envía al Espíritu Santo a morar dentro de los creyentes cristianos. Durante la encarnación (la venida de Cristo a la tierra), Jesús añadió una naturaleza humana a su persona Divina. Por lo tanto, fue cuando Él operó bajo las limitaciones de su humanidad que fue restringido para hacer cosas que, de lo contrario, hubiera podido hacer como Dios.

Los conceptos equivocados con respecto a la doctrina de la Trinidad se dan cuando esta enseñanza se define incorrectamente en términos de Modalismo o Triteísmo.  El Modalismo es la perspectiva que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo operan no sólo como un Dios, sino como una misma persona que se manifiesta de diversos modos en momentos y lugares diferentes. Con esta perspectiva, la persona de Dios puede aparecer como el Padre. En otras ocasiones aparece como el Hijo y nuevamente como el Espíritu Santo, pero siempre como una persona. El problema con esta perspectiva es que si Dios fuera sólo “una persona,” no podría manifestarse como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo al mismo tiempo.  Por lo tanto, tendríamos que descartar tales pasajes bíblicos como Mateo 3:16, cuando las tres personas se manifestaron a la vez durante el bautismo de Jesús, y Génesis 1:26 donde Dios se refiere a sí mismo en los pronombres plurales de “Nosotros” y “Nuestro.”

El Triteísmo es una doctrina directamente opuesta al Modalismo.  Este enseña que las tres personas (el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo) no son tan sólo distintas como personas, sino que son “Dioses” separados.  En el III y IV siglo, la iglesia derrotó de manera concisa este punto de vista a favor de la enseñanza clara de las Escrituras que enseña que hay un sólo Dios verdadero (Juan 17:3).

De esta manera, este ser único que llamamos el Dios Trino vino a ser definido como tres Personas distintas en una sola sustancia.  Durante el IV siglo, en un intento para evitar que las perspectivas del Modalismo y del Triteísmo fueran promulgadas en las iglesias cristianas, esta creencia fue incluida en el Credo de Anastasio. A lo largo de los siglos, el Credo de Anastasio ha servido como la norma aceptada por medio de la cual los cristianos definen la doctrina de la Trinidad.  Hoy en día, cuando se uno testifica a los testigos de Jehová, con frecuencia es necesario acudir a este credo para contrarestar los puntos de vista del Modalismo de la Trinidad presentados en la literatura de la Organización Watchtower.

2. Enfatiza que Jesús no es el Padre.  Debido a que los testigos de Jehová tienen una perspectiva de modalismo en la doctrina de la Trinidad, cuando te oyen decir, “Jesús es Dios,” automáticamente asumen que dijiste, “Jesús es el Padre.” De inmediato, los versículos de las Escrituras que demuestran la distinción entre el Padre y el Hijo llenan sus mentes. Para hacer que esta discusión sea inútil, dile a tus amigos que son testigos de Jehová: 

  • Creo que Jesús es Dios, pero NO creo que Jesús es el Padre.

Haz una pausa y permite que ellos te pregunten: ¿Cómo puedes creer que Jesús es Dios sin creer que Él sea el Padre?   Ya que los testigos de Jehová están acostumbrados a discutir inmediatamente la distinción entre el Padre y el Hijo, ellos podrían malinterpretar tu punto con respecto a que Jesús no es la misma persona que el Padre.  Si esto ocurre, no discutas en cuanto a los versículos que ellos usen como referencia.  Simplemente reitera tu afirmación acerca de que Jesús no es el Padre, hasta que te pregunten qué es lo que quieres decir con eso de que Jesús es Dios, pero que no el Padre. Una vez que hagan la pregunta, estarás listo para proceder con el siguiente punto. 

3. Usa una analogía humana para explicar la relación de Jesús con el Padre.  A los testigos de Jehová se les hace muy difícil entender como ambos, el Padre y el Hijo, pueden coexistir como dos personas diferentes y aún así ser un sólo Dios. Como ayuda para comunicar este concepto, hemos encontrado útil recurrir a una analogía entre la naturaleza de Dios y la naturaleza humana.  Pregúntales a los testigos de Jehová:

  • ¿Crees que un hijo humano es menos humano que su padre?

(El testigo de Jehová te contestará que “No.”)

  • Entonces, ¿cómo podría Jesús, siendo Hijo de Dios, ser menos Dios de lo que su Padre es?

Así como un hijo no es más ni menos “humano” que su padre, así Jesús siendo el Hijo de Dios no es ni más ni menos “Dios” que su Padre.  Es por eso que los judíos intentaron apedrear a Jesús por blasfemia.  Ellos entendieron que la afirmación de Jesús de ser el “Hijo de Dios” era una afirmación que lo hacía a “igual” en naturaleza al único y verdadero Dios (lee Juan 5:18; 19:7; c.f., Levítico 24:16).  Esta es también la razón por la cual Jesús llamó al Padre su “Dios,” en Juan 20:17. Su Padre siempre sería su “Dios,” así como nuestros padres humanos siempre serán nuestros ancestros “humanos.” Si desea tener más ejemplos de cómo utilizar esta analogía para responder a las objeciones de los testigos de Jehová, vea los siguientes diálogos ficticios entre Cindy, la testigo de Jehová, y Karen, la cristiana, en “Qué exige Dios” siguiendo los siguientes enlaces que se encuentran en nuestra página de la red:

En cuanto al hecho de que los ángeles son llamados “hijos de Dios” en Job 38:7, un testigo de Jehová podría intentar objetar a tus conclusiones al decir que Jesús estaba declarando ser un ángel en lugar de ser Dios mismo. Ante esta objeción, haz que el testigo de Jehová lea Hebreos 1:5, que dice en su Biblia, la Traducción del Nuevo Mundo, “Por ejemplo, ¿a cuál de los ángeles dijo él alguna vez: ‘Tú eres mi hijo; yo, hoy, yo he llegado a ser tu padre’? ¿Y otra vez: ‘Yo mismo llegaré a ser su padre, y él mismo llegará a ser mi hijo’?” Entonces hazles las siguientes preguntas a los testigos de Jehová:

  • Como la Biblia no se contradice a sí misma, ¿por qué en Hebreos 1:5 dice que Dios nunca le dijo a ninguno de los ángeles “Tú eres mi hijo”?
    • ¿No significa esto que Jesús es llamado el “Hijo de Dios” en un sentido diferente a los ángeles que son llamados los hijos de Dios?
  • ¿Qué da a entender la Biblia cuando dice que Jesús es el “Hijo del Hombre” en Mateo 26:64?
    • Puesto que Dios no es un hombre (Oseas 11:9), ¿puede ser que Jesús es el “Hijo del Hombre” porque Él posee la naturaleza del hombre, siendo plenamente humano?
    • Puesto que Jesús es llamado el “Hijo del Hombre” por ser 100% humano, ¿qué crees que quiere decir la Escritura cuando llama a Jesús el “Hijo de Dios”? Es porque debe ser 100 % Dios, ¿no es así?

4. Habla acerca de las limitaciones de la humanidad de Jesús en relación a su naturaleza Divina.  Algunas objeciones comunes que los testigos de Jehová mencionan en contra de la creencia de que Jesús es Dios son los hechos de que ningún humano ha visto a Dios (Juan 1:18), pero Jesús fue visto (Juan 1:14); Dios no puede morir (Habacuc 1:12), pero Jesús murió (Filipenses 2:8); Dios no puede ser tentado (Santiago 1:13), pero Jesús fue tentado (Mateo 4:1); Dios sabe todas las cosas (1 Juan 3:20), pero Jesús no sabía el día o la hora de su regreso (Mateo 24:36; Marcos 13:32).  Para responder a estas objeciones, explícale al testigo de Jehová que por cuanto Dios, en su propia naturaleza no puede ser visto, tentado, ni morir físicamente por los pecados de la humanidad, fue necesario que Jesús añadiera la naturaleza humana a su persona Divina, para poder redimir a la humanidad. Filipenses 2:5-10 explica cómo Jesús continuó existiendo en la “forma” de Dios (i.e., naturaleza), pero renunció a su derecho de disfrutar su igualdad con Dios para poder limitarse a sí mismo a la naturaleza humana que había adoptado para redimir a la humanidad.  Por lo tanto, al añadir la dimensión humana a su persona Divina, Jesús se convirtió en la “imagen visible de un Dios invisible” (Colosenses 1:15).  El siguiente cuadro ilustra cómo Jesús se limitó a sí mismo a lo finito de su naturaleza humana en ciertas ocasiones, pero en otras expresó los atributos de Dios de su naturaleza divina: 

CUALIDADES DIVINAS

CUALIDADES HUMANAS

OMNIPOTENCIA (Todo Poder): Marcos 2:7-12; 14:62-64; Juan 2:7-11 HAMBRE Y CANSANCIO:  Lucas 4:2; Juan 4:6; Mateo 8:24
OMNIPRESENCIA (Presente en Todos Lados): Juan 1:48; Mateo 18:20; 28:20 CUERPO FÍSICO CON LIMITACIONES: Marcos 3:9; Juan 11:32
OMNISCIENCIA (Conocimiento Ilimitado):  Juan 2:24-25; 6:64; 16:30 CONOCIMIENTO LIMITADO: Marcos 13:32; Juan 11:34

Para obtener mayor información acerca de cómo responder a los argumentos más comunes de los testigos de Jehová en contra de la deidad de Jesucristo y de la Trinidad, ver los siguientes recursos en nuestro sitio de la Internet:

5. Prueba cómo la sumisión a la autoridad no afecta la naturaleza.  Los testigos de Jehová luchan con el concepto de que Jesús pueda someter su voluntad a la voluntad del Padre y aún así permanecer “igual” en naturaleza al Padre. Puede que también cuestionen cómo Jesús puede ser “igual” a Dios, y sin embargo proclamar en Juan 14:28 que el Padre es “mayor” que Él. Aquí nuevamente entra en juego nuestra analogía humana para explicar cómo este sí es el caso. Hazle las siguientes preguntas al testigo de Jehová: 

  • En el diseño de Dios para la familia, ¿no es el padre humano el que tiene la máxima autoridad dentro de la familia? Aún cuando el padre tal vez comparta su autoridad con la madre, ¿no estarías de acuerdo con que él está en una posición “mayor” que la de cualquier otra persona en la familia y que es el que tiene la última palabra?

(El testigo de Jehová debería estar de acuerdo.)

  • ¿El hecho de que el padre humano esté en una posición “mayor” de autoridad, por sobre todos los miembros de la familia, prueba acaso que su esposa, o su hijo, o su hija sean intrínsecamente inferiores a él? Si es así, ¿vamos a apoyar la opinión de que son menos humanos que su padre simplemente porque se someten a su “mayor” autoridad y son obedientes a sus reglas y directrices?
  • Entonces, ¿por qué discutir que Jesús es inferior a Dios simplemente porque Él se somete a la voluntad de su Padre? En Lucas 2:51, leemos que Jesús “vivió sujeto a ellos,” a María y José.  ¿Significa acaso que Jesús era inferior a ellos?

6. Presenta textos de las Escrituras que prueben la Deidad de Cristo y la Trinidad.  A estas alturas, tu amigo que es testigo de Jehová debería entender lo que tú crees en cuanto a la Deidad de Cristo. Tu amigo debería entender que Jesús no es la misma persona que el Padre, pero que posee la naturaleza de Dios como el único Dios verdadero. Él o ella debería entender que Jesús, siendo el Hijo de Dios, es igual en naturaleza a Dios el Padre, pero escogió ser reducido a las limitaciones de su humanidad mientras estuvo en la tierra para poder comprar la redención de la humanidad.  Finalmente, tu amigo debería estar de acuerdo contigo en que la sumisión a alguien que tiene “mayor” autoridad no prueba que uno tenga una naturaleza inferior. Habiendo establecido el fundamento para un entendimiento preciso acerca de la Deidad de Jesús, ahora estás listo para presentar tus pruebas de las Escrituras de que Jesús es verdaderamente Dios. Existen muchos pasajes que uno puede presentar para probar que Jesús es Dios, pero hemos encontrado que algunas de las mejores Escrituras son aquellas que demuestran como ambos, el Hijo y el Espíritu Santo, poseen los atributos de Dios y desempeñan acciones que sólo Jehová Dios es capaz de realizar.  Veamos el siguiente cuadro:

CUALIDAD DIVINA

EL PADRE

EL HIJO

EL ESPÍRITU SANTO

OMNIPRESENCIA Jeremías 23:24; 1 Reyes 8:27 Mateo 28:20; 18:20; Juan 1:48 Salmo 139:7
OMNISCIENCIA Salmo 147:5; 1 Reyes 8:39 Juan 16:30; 2:24-25 1 Corintios 2:10-11
OMNIPOTENCIA Jeremías 32:17,27; Mateo 19:26; Lucas 1:37; Salmo 135:6 Mateo 28:18; Juan 16:15; Hebreos 1:3 Romanos 15:19
SANTIDAD Apocalipsis 15:4 Hechos 3:14 Romanos 1:4
ETERNIDAD Salmo 90:2; Romanos 16:26 Hebreos 7:3; Isaías 9:6; Juan 8:58 Hebreos 9:14
LA VERDAD Juan 7:28 Juan 8:32,36; 14:6; Apocalipsis 3:7 Juan 16:13; 1 Juan 5:6-7
SEÑOR Lucas 1:32; 10:21 Romanos 10:9; Filipenses 2:11 2 Corintios 3:17
DIOS 1 Pedro 1:2; Filipenses 2:11 2 Pedro 1:1; Tito 2:13; Juan 1:1; 20:28; Hebreos 1:8 Hechos 5:3-4; 1 Corintios 3:16-17
TODOPODEROSO Génesis 17:1 Apocalipsis 1:8; 22:12-13, 20 Zacarías 4:6
RESURRECCIÓN 1 Tesalonicenses 1:10; Efesios 1:20 Juan 10:17-18; Juan 2:18-22 Romanos 1:4; 8:11

7. Remueve la Barrera de autoridad de la Organización Watchtower.  A estas alturas, aún cuando tu amigo que es testigo de Jehová pueda tener un mejor entendimiento de tus creencias, pudiera ser que él o ella no esté preparado para estar de acuerdo contigo en que Jesús es verdaderamente Dios. Esto es porque tu amigo está comprometido a seguir a la organización Watchtower, y mientras él desee mantenerse asociado como “un testigo de Jehová,” no será capaz de adoptar creencias contrarias a su religión. Entonces, para ser efectivo en ayudar a tu amigo a aceptar al Jesús verdadero para la salvación, debes ayudarle a divorciarse de la falsa autoridad que esta falsa religión ha establecido sobre él. Cuando se trata de discutir acerca de la doctrina de la Trinidad, hemos encontrado que la mejor manera de atacar esta falsa autoridad es al enfocarse en cómo la Sociedad Watchtower tergiversa y presenta maliciosamente los hechos en su folleto: ¿Debería usted creer en la Trinidad?  Nosotros proveemos los siguientes recursos para ayudarte a romper este dominio que existe sobre sus mentes:

bullets PROXIMO CAPITULO

 

Print Friendly, PDF & Email

La Trinidad en la Biblia – Capítulo 4 – ¡Sí, usted debería creer en la Trinidad!